Internacionales

Fidel Castro se recupera

* Aún convaleciente, sigue reforzando su ejército médico en América Latina

LA HABANA / AFP -Aún desde su lecho de enfermo, Fidel Castro lidera al ejército de batas blancas que estratégicamente despliega por América Latina, el cual sumó a sus filas 1,593 médicos graduados en Cuba, de 26 países, ante la mirada preocupada de Washington, que comienza a tomar medidas.
“Viva Fidel”, “Viva Raúl”, corearon los médicos que recibieron su título la noche del martes en el Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana (ISCMH), acto central de la graduación de 3,907 galenos en todo el país, incluidos los extranjeros.
La graduación de 1,593 médicos es la segunda de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), que acoge gratuitamente a unos 10,000 estudiantes extranjeros, y cuya primera promoción, hace un año, fue presidida por Fidel Castro en compañía de su amigo y aliado, el presidente venezolano Hugo Chávez.
Pero esta vez Fidel guarda reposo tras la cirugía intestinal a la que fue sometido hace casi un mes, y que lo obligó el 31 de julio a delegar el poder por primera vez desde 1959, de forma temporal, en su hermano Raúl.
“Nuestro Comandante en Jefe se recupera para seguir permanentemente en la primera línea de combate. Aunque está recuperándose, hoy está aquí”, dijo al presidir la graduación el ministro de Salud, José Ramón Balaguer, quien integra el equipo de seis hombres que apoya a Raúl en tareas prioritarias del gobierno.
Bajo juramento en honor al “inmortal Comandante en Jefe”, los jóvenes médicos se comprometieron a ser fieles a “los principios de Fidel y Raúl” y a ser “dignos revolucionarios”, luchar contra el “mercantilismo” y el “cobarde imperio”.
“Este ejército se encuentra listo, será la revolución la que diga los pasos a seguir”, afirmó a la AFP Aimé Casanueva, una joven cubana de 23 años, destacada en el grupo de graduados.
Cuba tiene 71,000 médicos y más de 30,000 de ellos prestan actualmente servicio en 68 países de África y de América Latina, según Balaguer, sobre todo en Venezuela, Bolivia, Centroamérica y el Caribe.
“Este ejército de hombres y mujeres con sentido profundo de la solidaridad, están listos para atender en situaciones de terremotos, ciclones, inundaciones, en cualquier país que lo necesite”, subrayó el ministro.
Además de la atención de las emergencias, los médicos llevan adelante un plan oftalmológico que impulsan Cuba y Venezuela --la “Misión Milagro”--, de la que se beneficiaron desde 2004 unos 280,000 latinoamericanos y caribeños.
El programa, que tiene como meta practicar cirugías oftalmológicas a seis millones de pacientes y graduar a unos 100,000 médicos en diez años, es visto por los adversarios de Castro y Chávez como una forma de extender las ideas revolucionarias por la región.
Cuba denunció que el segundo informe del plan aprobado por el presidente George W. Bush en julio para acelerar una transición política en la isla, incluye medidas que buscan “impedir” su colaboración médica internacional.