Internacionales

Irán se niega a suspender enriquecimiento pero ofrece más diálogo

La respuesta iraní fue negativa en el aspecto de suspender el enriquecimiento y a cambio, Teherán ha ofrecido más diálogo.

El Gobierno de Irán informó hoy a los representantes en Teherán de los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania de que no va a suspender su programa de enriquecimiento de uranio, pero ofreció una "nueva fórmula" para resolver el contencioso mediante el diálogo.
El anuncio de la respuesta al plan internacional, presentado a Irán por EEUU, Rusia, Reino Unido, China y Francia (del Consejo de Seguridad) y Alemania, que ofrece a los iraníes tecnología nuclear avanzada para uso civil y ventajas económicas para que abandone el enriquecimiento de uranio, no fue hecho público de forma oficial.
La respuesta iraní fue entregada por el secretario del Consejo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Lariyani, a los embajadores de Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia, China y Suiza (que representa a EEUU) en Teherán, informó la agencia "Fars".
En la reunión, celebrada en Teherán, Lariyani pidió hoy a los representantes del denominado grupo 5+1 que el contencioso por el programa nuclear iraní vuelva cuanto antes a la mesa de negociaciones.
"Lariyani, pese a las acusaciones contra Irán que dicen que intenta ganar tiempo en su caso nuclear, aconsejó a los representantes de Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia y China que vuelvan cuanto antes a la mesa de negociaciones", añadió la fuente.
Lariyani explicó a los embajadores que "aunque el comportamiento de la otra parte de llevar el caso (nuclear) ante el Consejo de Seguridad no tenía justificación jurídica, nosotros, por consejo de Kofi Anan (secretario general de la ONU), hemos preparado la respuesta al plan con una mirada positiva", añadió la agencia.
Añadió que aunque el plan de incentivos "tenía muchas ambigüedades, Irán ha intentado abrir el camino de un diálogo justo a través de una interpretación lógica".
El máximo negociador iraní aseguró que la comunidad internacional, al llevar el caso nuclear de su país ante la ONU, "incumplió lo pactado".
Pese a ello, el Gobierno de Teherán, en su respuesta, ha abierto un nuevo un camino constructivo y "está dispuesto a iniciar las negociaciones con seriedad a partir del 23 de agosto", dijo Lariyani.
Antes de la reunión, el consejero para Asuntos Internacionales del Organismo de Energía Atómica de Irán (OEAI), Mohamad Saidi, afirmó que en su respuesta Irán pide que la comunidad internacional renuncie a la "condición previa" de que Teherán suspenda el enriquecimiento de uranio, pero reitera su deseo de "continuar el diálogo", lo que corrobora lo publicado por los medios locales.
"La respuesta de Irán al plan (internacional) es completa y será un principio para reanudar las negociaciones y conseguir un acuerdo final", declaró Saidi.
El responsable iraní insistió en que la respuesta de su país "es una oportunidad única para que Europa elija la vía del diálogo y vuelva a la mesa de negociaciones".
Los dirigentes iraníes reiteran que sus actividades nucleares tienen fines pacíficos y no militares como sospechan algunos países, como Estados Unidos e Israel, y han dejado claro repetidamente que no piensan abandonar el enriquecimiento de uranio.
"En la respuesta, hemos intentado poner de relieve las inquietudes de ambas partes y abrir un camino en el que este asunto de suma importancia sea resuelto a través del diálogo y conseguir un acuerdo que favorezca a todas las partes", reiteró Saidi.
Recalcó que su país "toma en consideración varias soluciones para entrar en las negociaciones y resolver el caso a través del dialogo".