Internacionales

La prensa de EEUU critica a Francia por escaso apoyo

"Dan ganas de reírse del compromiso limitado de Francia de enviar 200 soldados al seno de la fuerza internacional en Líbano", dice el New York Times. Tras haber pretendido imponerse como una gran potencia durante años, Francia actúa como si ella no tuviera ninguna responsabilidad para resolver el caos en Líbano, añadió.

La prensa estadounidense expresó este lunes su decepción por la magra contribución de Francia a la Fuerza Interina de la ONU en Líbano (FINUL) y urgió a que amplíe el envío de refuerzos para evitar otro baño de sangre en la región.
En su editorial titulado "A la espera de Jacques" (Chirac, el presidente francés), el New York Times fustigó a Francia por haber decidido enviar sólo 200 soldados a Líbano para reforzar la FINUL, contrariamente a lo que expresó París cuando dijo que estaba dispuesto a liderar la
fuerza multinacional en la región, sumida en una frágil tregua desde hace una semana.
"Ahora los generales de Jacques Chirac tienen miedo y eso es muy contagioso", indicó el Times, que cree que esto podría hacer peligrar la formación de una fuerza internacional en la que Francia pretendía tener un papel protagónico.
Estados Unidos, recordó el diario, inmerso en su guerra en Irak, indicó que no participará en la fuerza multinacional. Pero Bush debe de todas maneras telefonear a Chirac, su "amigo nuevamente", para advertirle las consecuencias en Líbano si Francia reduce su participación en la FINUL reforzada, como indica la resolución 1701, opinó el diario.
"Sin los esfuerzos de la comunidad internacional" la misión fracasará, precisó el New York Times. "Un país de segunda categoría puede negarse (a enviar tropas) pero las grandes potencias no".
USA Today se interrogó este lunes sobre esa fuerza internacional reforzada que "demoró en decidirse" e indicó que Francia, que asumió un papel protagónico en la redacción de la resolución de la ONU, está timorata bajo el pretexto de que la misión de la FINUL es poco clara.
El diario subrayó que una de las amenazas es el rearme de la milicia chiita de Hezbolá durante el cese de hostilidades. "Si Estados Unidos, Francia y otros (...) no reaccionan con rapidez y seriedad, emergerá una nueva resolución que se unirá a la lista de todas aquellas que fracasaron en hacer una diferencia en Medio Oriente", dijo.
El Wall Street Journal considera que la "resolución 1701 adoptada por unanimidad (de los miembros del Consejo de Seguridad) se dañó", y describió las sombras y dificultades de su ejecución para poner fin a un mes de guerra en Líbano.
El cotidiano expresó su preocupación ante las dificultades para desplegar la fuerza internacional reforzada, como lo exige la resolución, y juzgó "poco convincente" la declaración de la ministra francesa de Defensa, Michele Alliot-Marie, de que "sus tropas permanecerán en el lugar hasta febrero".
El viernes pasado, el Washington Post cuestionó en un editorial llamado "¿Hacia adónde van los franceses?" la actitud incoherente de Francia en Líbano.
Francia envió el domingo 150 de los 200 militares que dijo iba a enviar a Líbano. La decisión francesa provocó estupor y desconcierto ya que Naciones Unidas contaba con este país como suministrador de la mayor parte de los 15.000 hombres de la nueva FINUL reforzada, que se integrarán a los actuales 2.000 miembros de esa fuerza, existente desde 1978.
Sin embargo, pese a los repetidos llamamientos de la ONU al respecto, París y otras capitales europeas quieren que la FINUL tenga un mandato claro antes de enviar a sus tropas al sur de Líbano, que consideran que puede convertirse en un "avispero".
Naciones Unidas, por el momento, no logró reunir a los 3.500 hombres que anunció querer enviar a Líbano antes del 28 de agosto en virtud de la resolución 1701 que puso fin el 12 de agosto a un mes de combates entre Israel y el partido-milicia chiita de Hezbolá.

Ver: New York Time
Ver: USA Today
Ver: Washington Post
Ver: Wall Street Journal