Internacionales

Niños necesitan acceso a tratamiento contra Sida

Se estima en 2,3 millones la cantidad de niños que vive con el VIH, la gran mayoría vive en los países pobres.

Más de medio millón de niños con sida necesitan acciones urgentes para acceder a medicamentos específicos para ellos y más baratos que les permitan salvar su vida, advirtió el martes la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF).
-Ver: Arranca la mayor cumbre internacional sobre Sida
-Participe en la encuesta digital: ¿Utiliza condones durante sus relaciones sexuales?.
La organización dijo en la Conferencia Internacional sobre Sida en Toronto que solo 5% de los 600.000 niños en todo el mundo que necesitan desesperadamente antirretrovirales -el "cóctel" de medicamentos para tratar el sida- tiene acceso a los mismos.
La agencia, ganadora del Premio Nobel de la Paz, también criticó a los gigantes farmacéuticos por no invertir en remedios pediátricos contra el sida. La mayoría de los niños portadores de VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana), causante del sida, viven en países pobres y ocuparse de ellos no incrementa las ganancias de las farmacéuticas, acusó MSF.
En los países pobres, las madres seropositivas transmiten el virus a su hijo en 30 a 45% de los casos. Pero la proporción cae a menos de 1% en los países ricos, donde las estructuras de cuidado prenatal permiten una prevención eficaz, explicó la organización.
Sin cuidados médicos, la mitad de los niños que nacen con VIH muere antes de cumplir dos años.
"Sabemos que es posible curar a estos niños, pero podríamos esperar mucho más con los instrumentos apropiados", subrayó a la prensa el médico Moses Masaquoi, coordinador de MSF en Malawi. "Es una enorme frustración en nuestro trabajo cotidiano".
En Malawi, MSF se las arregla para tratar a unos 400 pequeños enfermos, fraccionando píldoras destinadas a los adultos. Pero cada año se contagian 1.000 niños en el país, añadió el médico.
Sin embargo, los tratamientos pueden ser eficaces, según revela un estudio realizado por MSF con 3.754 niños menores de 13 años en 14 países, cuyos resultados fueron publicados el martes. El 80% estaba con vida y continuaba con su terapia luego de 24 meses de tratamiento, con pocos efectos secundarios nefastos.
Pero es imposible fraccionar medicamentos concebidos para los adultos más allá de cierto límite, ya que la dosificación de la sustancia activa depende del peso del enfermo, explicó la doctora Myrto Schaefer, jefa de proyecto de MSF.
Por debajo de 10 kilos, hay que administrar jarabes. Pero éstos existen para muy pocos tratamientos, a menudo deben ser refrigerados (y en pueblos de los países cálidos no pueden ser mantenidos a bajas temperaturas) y son extremadamente caros: cuestan hasta seis veces más que el equivalente para adultos.
Otro problema es el de los efectos secundarios en los bebés muy pequeños, subrayó Shaefer. "No podemos tratar del todo a algunos niños en los pueblos porque debemos elegir entre una fórmula en jarabe que debe ser refrigerada y otra que no debe serlo pero que provoca anemia, ¡que no puede ser soportada por un pequeño enfermo de menos de 3 kilos!"
Uno de cada dos niños con sida es menor de 2 años.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció el lunes en Toronto que convirtió ese problema en una de sus prioridades. Para Schaefer, "está bien pero es muy tarde".