Internacionales

Presidente Saca despide a soldados

* El Salvador es el único país latinoamericano con tropas en ese país

SAN SALVADOR / AFP -El presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, despidió este viernes a los 380 efectivos del nuevo contingente militar salvadoreño que viajará el domingo a Irak.
Durante un acto celebrado en la Brigada de Artillería en San Juan Opico, 25 km al oeste de San Salvador, Saca entregó la bandera salvadoreña al coronel Joaquín Roberto Gálvez, quien será el comandante del séptimo contingente del batallón de fuerzas especiales Cuscatlán que permanecerá en la ciudad de Al Kut, en la provincia iraquí de Wasit.
Saca dijo que depositaba la bandera salvadoreña en manos de “los más valientes soldados” que parten a Irak pese al rechazo del ex guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda), principal partido de oposición. El Salvador es el único país latinoamericano con tropas en Irak. “El Salvador los ve asumir (al batallón Cuscatlán) con entera responsabilidad la noble misión de apoyar a otro pueblo a construir su democracia, a recuperar su dignidad nacional y a reconstruir su infraestructura básica”, aseguró el mandatario en un discurso ante los militares y familiares que despedían a los soldados.
El contingente está integrado por efectivos de la Aviación, Fuerza Naval, Comando de Fuerzas EAspeciales y de otras seis unidades especializadas del Ejército. Saca dijo que apoya la coalición británico-estadounidense que “busca la ruta del progreso, identidad y soberanía del pueblo iraquí” tras el llamado realizado por la ONU en nombre “del humanismo solidario”.
Previo a los emotivos actos de despedida de este viernes, el obispo militar Fabio Colindres ofició una misa en la que participaron los soldados que parten y sus familiares. Desde agosto de 2003, el Ejército salvadoreño que respalda la ocupación de Irak ha sufrido en tierras iraquíes cuatro bajas y más de una decena de heridos.
No hay control de seguridad ciudadana
En tanto, tras el alarmante índice de homicidios que de 10 pasó a 12 por día en julio pasado, la ex guerrilla izquierdista acusó al gobierno de “perder el control” de la seguridad ciudadana y demandó concertar una política criminal preventiva.
Las estadísticas de homicidios registraron en julio 357 muertes, superando los 320 casos de junio, según consignó este miércoles el matutino La Prensa Gráfica con base a informes de fuentes policiales.
La capital San Salvador, La Libertad y Santa Ana, son los departamentos con el mayor número de homicidios, a pesar de las intensas operaciones policiales de combate a la delincuencia y a las violentas pandillas que intranquilizan a los habitantes de decenas de poblaciones.
“Los homicidios en crecimiento nos dicen que el gobierno perdió el control de la seguridad de los ciudadanos”, declaró a la AFP el portavoz del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Sigfrido Reyes.
Para el portavoz del FMLN, “el gobierno está impotente y desconcertado ante el fenómeno de la violencia, pero se aferra a seguir usando el mismo método represivo y punitivo”.