Internacionales

Cubanos esperan noticias de Fidel

Bajo estrecha vigilancia médica, Fidel Castro cumplirá 80 años el domingo, fecha clave en que los cubanos esperan noticias de su salud, pues hace diez días mantiene un inquietante silencio, sólo roto por alusiones optimistas de amigos y funcionarios

LA HABANA / AFP -“A pocas horas del 13 de agosto, nuestro pueblo apoya la proclama del Comandante en Jefe y la aspiración de que se siga su recuperación exitosa”, dijo este viernes Fernando Remírez de Estenoz, alto dirigente del Partido Comunista de Cuba (PCC).
Castro se convertirá en octogenario mientras convalece de una complicada cirugía intestinal practicada entre el 27 y 28 de julio -según fuentes próximas al círculo oficial-, sin estar al frente del país, por primera vez desde 1959, tras delegar el 31 de julio el poder en su hermano Raúl, quien no apareció aún en público.
Aunque el país está en calma, la población permanece a la espera de una señal, inquietos sin recibir hasta ahora un mensaje directo de los hermanos Castro desde que el líder de la revolución emitió un mensaje escrito en que reveló, el 1 de agosto, que se encontraba “estable” y declaró su salud “secreto de Estado”.
Mientras tanto, en todo el país se multiplican los “actos de reafirmación revolucionaria” y los preparativos de celebración del cumpleaños, aunque Castro pidió transferir los festejos para el 2 de diciembre, en el 50 aniversario del desembarco del yate Granma, inicio de su lucha guerrillera contra Fulgencio Batista.
“En estos días los cubanos han demostrado un elevado ejemplo de dignidad, de un unidad, disciplina y confianza en el futuro de la revolución”, dijo Remírez de Estenoz en un acto en la Tribuna Antiimperialista.
Ante cientos de estudiantes latinoamericanos en la plaza de 138 banderas negras que ondean frente a la misión diplomática de Washington en La Habana, el dirigente, miembro del recién restaurado Secretariado del PCC, reiteró que la revolución cubana sigue firme “bajo la dirección del partido y de Raúl”.
“Al contrario de todos los agoreros, que han estado pronosticando el cataclismo para Cuba”, la situación ha sido de normalidad, dijo poco después a la prensa el funcionario al referirse a los anticastristas del exilio cubano en Miami.
Los mensajes tranquilizadores vienen también de los amigos y aliados del régimen cubano. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de quien nadie duda sea uno de los más actualizados sobre la salud del líder, dijo el jueves que un emisario le llevó un mensaje escrito por el propio Castro que lo llenó “de más fe”.
Para hacer énfasis en el mensaje alentador, Chávez dijo haber respondido con el mismo emisario presentándole una propuesta para crear una multinacional junto a Brasil para la exploración de petróleo en el Golfo de México.
Chávez, precisamente, adquiere un mayor protagonismo en esta coyuntura. En Washington, el jefe de la diplomacia estadounidense para América Latina, Tom Shannon, deseó este viernes que el venezolano “se sume al resto del hemisferio para expresar su deseo de una transición democrática exitosa” en Cuba.
Expresó asimismo su temor de que el régimen se endurezca para reafirmar su fuerza tras la delegación provisional del poder en Raúl Castro, visto por muchos como el “hombre duro” en su condición de número dos de la jerarquía cubana y ministro de las Fuerzas Armadas.
“Podríazos estar en un momento de gran cambio. Pero también (...) de endurecimiento del régimen que podría tratar de reafirmar su control”, añadió Shannon en una conferencia con Caleb McCarry, coordinador estadounidense para la transición en la isla.
La crisis de salud de Castro hizo reforzar los controles internos, las operaciones de seguridad en las ciudades y en las costas, en tanto que la oposición se mantiene con perfil bajo, temerosa de una represión y pesimista sobre un eventual cambio en el país.
“Ya es hora de que den la cara”, dijo a la AFP una mujer de 32 años crítica del gobierno. Estudiantes que asistieron al acto en el ‘Monte de las Banderas’ dijeron confiar en la estabilidad de la revolución y el pronto retorno de Fidel al poder.