Internacionales

Atentado suicida deja 35 muertos en Nayaf

* Víctimas mortales llegan casi a dos mil sólo en Bagdad en julio

Un atentado suicida mató a 35 personas este jueves en la ciudad santa chiíta de Nayaf, mientras que a la morgue de Bagdad llegaron en julio 1,850 cadáveres, cifra que representa un nuevo recrudecimiento de los asesinatos de carácter confesional en Irak.
La cifra representa un aumento con respecto a los cadáveres contabilizados en junio, que ascendieron a 1,350, mientras que un reciente informe de la ONU cifró en un promedio de cien los asesinatos diarios en Irak. Según el documento de Naciones Unidas, más de 14,000 civiles iraquíes murieron en los primeros seis meses de 2006.
En Nayaf, un hombre con un cinturón repleto de explosivos se hizo saltar por los aires a la entrada de un mercado del casco antiguo de la ciudad, a 150 metros del mausoleo del imán Alí y de las oficinas del gran ayatolá Alí Sistani, la principal autoridad religiosa chiíta de Irak.
La acción costó la vida a al menos 35 personas y otras 112 resultaron heridas, según los servicios del ministerio de Sanidad.
Grupo sunita reivindica acción
Un grupo islamista sunita poco conocido, los Soldados de los Compañeros del Profeta, reivindicó la acción, que aseguró haber cometido en nombre de la defensa de la comunidad sunita en un comunicado publicado en Internet.
Por su parte, un portavoz del Consejo Superior de la Revolución Islámica en Irak (CSRII), uno de los más importantes partidos chiítas, dirigido por Abdel Aziz Hakim, se apresuró a condenar el atentado.
Saheb Al Ameri, portavoz del jefe radical chiíta Moqtada Sadr, pidió a las autoridades iraquíes que tomen “medidas de seguridad draconianas” y subrayó “la necesidad de reactivar el papel de los comités populares para proteger a los ciudadanos”, en referencia a las milicias existentes en los diferentes barrios de Bagdad.
Nayaf, que suele ser escenario de atentados sangrientos, alberga el mausoleo del imán Alí, el lugar más sagrado del islam chiíta. El imán Alí fue el cuarto califa y el primer imán chiíta, además de ser primo y yerno del profeta Mahoma.