Internacionales

Reino Unido en alerta por amenaza terrorista

El Servicio de Inteligencia británico desmanteló un plan terrorista que consistía en hacer explotar aviones comerciales que cubren las rutas entre el Reino Unido y EEUU.

Londres amaneció hoy con el nivel más alto –el nivel “crítico”- de amenaza terrorista, luego que la Policía británica frustrara un intento de atentado contra líneas aéreas comerciales que cubrían el trayecto entre Reino Unido y EEUU. La agencia de inteligencia británica, Scotland Yard, explicó que el plan consistía en explotar los aviones en pleno vuelo, con líquidos químicos llevados en los equipajes de mano.
La cadena británica BBC informó que al menos veintiuna personas fueron detenidas esta madrugada como sospechosas del complot. La Policía no han facilitado sus identidades o nacionalidades, aunque la cadena informó que los sospechosos serían británicos.
Las autoridades elevaron hoy el nivel de amenaza terrorista al "crítico", el más alto de los cinco con que cuenta el Reino Unido, y establecidos tras los atentados de Londres del 7 de julio de 2005. El Centro Conjunto de Análisis de Terrorismo del Reino Unido elevó hoy el nivel de amenaza del "severo", es decir probable, al "crítico", que significa que un ataque puede ser inminente.
El ministro británico de Interior, John Reid, dijo hoy que el plan tenía la intención de hacer explotar "un número de aviones" en pleno vuelo con la consecuente pérdida de vidas humanas. Fuentes policiales dijeron a la BBC que el plan terrorista consistía en hacer explotar al menos diez aviones en pleno vuelo, preferentemente entre el Reino Unido y EEUU.
Estas amenazas han generado un caos en el sistema de transporte aéreo de toda Europa. Muchos países han decido cancelar temporalmente los viajes hacia el Reino Unido y al igual que este país mantienen elevados sus niveles de alerta por terrorismo, según informan agencias internacionales.
La agencia France Press informó que el aeropuerto londinense de Heathrow, el más concurrido de Europa, está bajo medidas draconianas de seguridad, que causan interminables filas de pasajeros, tras la alerta terrorista que provocó la cancelación de cientos de vuelos.
Las autoridades incrementaron la seguridad en todos los aeropuertos de Gran Bretaña, tras el anuncio que Scotland Yard hiciera hoy en la madrugada, de que había desbaratado un plan para hacer explotar aviones en vuelo hacia Estados Unidos.
El diario español El País informa en su edición digital, que los detenidos pueden pertenecer a una red mundial ligada a la organización terrorista Al-Qaeda, que se adjudicó los atentados terroristas del 7-J en Londres.
El mismo diario cita al ministro del Interior británico, John Reid, quien declaró hoy que la alerta por terrorismo es “compleja y sin precedentes”.
En EEUU la alarma también se mantiene elevada. En aeropuertos tan importantes como los de la ciudad de Nueva York –donde Al-Qaeda se adjudicó los sangrientos atentados del 11 de septiembre de 2001-, las autoridades mantienen una fuerte vigilancia y se han cancelado cientos de vuelos.
Mientras, la Casa Blanca calificó de “gran amenaza” para EEUU el plan para atentar contra vuelos comerciales que cubren la ruta entres este país y el Reino Unido.