Internacionales

Israel aprueba ampliar ofensiva en Líbano

Con esta operación se pretende alejar a los guerrilleros de la organización chií Partido de Dios (Hezbolá) de las zonas donde suelen disparar cohetes contra Israel.

El Gabinete de Seguridad de Israel aprobó hoy los planes militares de lanzar una ofensiva a gran escala contra los milicianos de Hizbulá en el Líbano, informó el ministro de Industria y Comercio, Eli Ishai.
Ishai, que dio a conocer la noticia a la radio pública israelí, reveló que la fecha de aplicación del plan tendrá que ser fijada por el primer ministro, Ehud Olmert, y el titular de Defensa, Amir Peretz.
La resolución fue aprobada por mayoría de votos entre los miembros del Gabinete, que preside Olmert y del que forman parte, entre otros, el viceprimer ministro Simón Peres, el titular de Defensa y la de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni.
La decisión de expandir la ofensiva militar terrestre en el Líbano fue apoyada por nueve de los ministros, mientras que tres se abstuvieron, agregó Ishai. La radio pública israelí informó de que los ministros que se abstuvieron fueron Peres, el titular de Cultura y Deporte, Ofir Pines, y el propio Ishai.
La operación incluye un avance de las fuerzas terrestres hasta el río Litani, a unos treinta kilómetros de la frontera israelo-libanesa, a fin de alejar a los guerrilleros de la organización chií Partido de Dios (Hezbolá) de las zonas donde suelen disparar cohetes contra Israel.
Fuentes militares citadas por la emisora estimaron que la operación durará unos treinta días. La iniciativa aprobada también recoge planes para la evacuación de civiles de las localidades del norte de Israel afectadas por los ataques de la milicia libanesa.
"El Gobierno del Líbano es el responsable de lo que está sucediendo porque deja actuar a Hizbulá desde su territorio contra Israel", afirmó Ishai al salir de la reunión del gabinete, que duró varias horas.
La decisión fue aprobada un día antes de una reunión de los quince miembros del Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York para debatir un borrador de resolución destinada a exigir a las partes en conflicto un alto el fuego.
Antes de la reunión del Gabinete de Seguridad israelí, altos mandos militares informaron a los ministros de la situación sobre el terreno y los combates que se libran en el Líbano desde el comienzo de las hostilidades el pasado día 12.
Mientras el Gabinete estaba reunido, Hizbulá lanzó más de 160 cohetes contra unas veinte localidades israelíes, que causaron tres heridos y grandes daños materiales.