Internacionales

Padre de 37 hijos pide vasectomía para no seguir procreando

Asegura que su vasta familia se debe a la “emoción de estar enamorado” y porque comprar preservativos supondría dejarlos “sin un kilogramos de azúcar”.

La historia es real y se desarrolla en la Argentina. Un hombre de 44 años, de nombre Cleto Ruiz Diaz, ha procreado a 37 hijos, después de vivir por 14 años con tres mujeres a la vez, compartiendo el mismo techo.
Pero su historia no se hubiera convertido en noticia si Cleto Ruiz Diaz no hubiera acudido a la justicia de su país para hacer una peculiar petición: reclama que le permitan someterse a una vasectomía, esa intervención quirúrgica que consiste en cortar y ligar los canales encargados de transportar los espermatozoides desde los testículos para luego ser eyaculados y depositarse en la vagina.
El problema es que este hombre, quien aseguró al diario argentino Clarín.com que su vasta familia se debe a la “emoción de estar enamorado”, vive en una provincia del norte de Argentina, donde están prohibidas las vasectomías.
Ruiz Diaz asegura, sin embargo, que está dispuesto a lograr su petición porque no quiere seguir procreando. El caso de este argentino tiene por si solo todos los ingredientes para llegar a los medios de comunicación, pero ha cobrado aun mas notoriedad porque el Parlamento argentino está cerca de dar luz verde para que hombres y mujeres puedan operarse para anular su capacidad reproductiva.
Cleto Ruiz Díaz se ha hecho popular en su provincia natal, Corrientes, en el noreste de Argentina, por ser uno de los padres más fértiles del país. El hombre, que se gana la vida como pintor o haciendo "changas" (trabajos temporales), dice haberse iniciado sexualmente a los nueve años, tenido hasta siete novias a la vez y vivido durante 14 años con tres mujeres bajo el mismo techo.
Actualmente convive con una sola, Isabel, de 29 años con la que ha tenido ocho hijos, dos de los cuales murieron.
"En total son seis los hijos que tuve y fallecieron. Pero lo que le pasó a Cletito, el último, que nació con labio leporino, hizo que dijera 'basta, no quiero tener más chicos'. Ellos también sufren y los quiero cuidar bien", aseguró en declaraciones a la prensa.
¿Preservativos o azúcar?
"Mi vida se fue dando así y no es para reírse, porque es muy duro tener que alimentar tantos chicos sin un trabajo digno, abrigándolos con ropa de segunda mano y esperando ayudas del gobierno que nunca llegan", comentó. Ruiz Díaz dijo que no puede controlarse cuando se enamora de una mujer y afirmó que comprar preservativos supondría dejar a su familia "sin un kilogramos de azúcar".
Su actual mujer también ha pedido a la Justicia que le permita someterse a una operación de ligadura de trompas y quizás no tenga que esperar mucho tiempo porque el Parlamento está a punto de aprobar un proyecto en ese sentido.
A finales de junio pasado, la Cámara de Diputados dio luz verde a una iniciativa que habilita a nivel nacional la posibilidad de que hombres y mujeres decidan voluntariamente hacerse una intervención quirúrgica para anular su capacidad reproductiva.
El proyecto debe ser discutido ahora por el Senado, aunque se da por descontado que se convertirá en ley antes de finales de año.