Internacionales

Estado de Fidel Castro evoluciona favorablemente

* Reforzada presencia policial en el Malecón de La Habana * Espectáculo bochornoso y deplorable en Miami, dice Alarcón

El vicepresidente de Cuba, Carlos Lage, afirmó ayer sábado, a su llegada a La Paz, que la salud del mandatario cubano, Fidel Castro, “evoluciona favorablemente” tras ser intervenido quirúrgicamente, en tanto que desde La Habana, Ricardo Alarcón, el Presidente del Parlamento cubano, deploró como bochornosa la actitud de los cubanos del exilio.
Lage, quien es médico pediatra de profesión, reiteró, al llegar al aeropuerto de El Alto, en La Paz, Bolivia, que el estado de salud del presidente cubano es estable y evoluciona favorablemente”, y dijo ser “portador” de un saludo de Fidel Castro para el mandatario y pueblo de Bolivia.
El vicepresidente cubano llegó a Bolivia para participar en la instalación de la Asamblea Constituyente de ese país. Luego de llegar al aeropuerto viajó a Sucre en compañía del presidente Evo Morales y del vicepresidente boliviano Álvaro García, diciendo que los homenajes oficiales recibidos en nombre “del compañero Fidel” comprometen la continuidad de la cooperación que La Habana brinda a Bolivia.
“Bolivia está dando con su refundación bajo la dirección del presidente Evo Morales un ejemplo para el mundo. Recibimos en nombre de nuestro pueblo, de nuestro gobierno y del compañero Fidel las llaves de la ciudad y reafirmamos y reiteramos nuestra amistad militante e inquebrantable con el pueblo de Bolivia”, añadió Lage.
Cuba brinda atención médica gratuita en zonas rurales y pobres de Bolivia, donde desplegó un cuerpo de casi 2.000 médicos procedentes de la isla, al tiempo que financia la construcción de 20 hospitales.
Alarcón en tanto señaló que Fidel Castro descansa para recuperarse lo antes posible, y justificó el hermetismo en torno a la salud del líder cubano por la “amenaza” de Estados Unidos. “Somos discretos y no informamos de las cosas que no son indispensables en un momento determinado”, añadió Alarcón en entrevista con Cubavisión Internacional.
Tenemos derecho a no hacerle el juego a EU
Alarcón afirmó que Cuba está bajo la “amenaza” de EU y, en esa circunstancia, “tenemos el derecho y la obligación de no hacerle el juego”, por eso “somos discretos y no informamos de las cosas que no son indispensables en un momento determinado”, añadió.
El presidente del Parlamento atribuyó la enfermedad de Castro a un exceso de trabajo, y subrayó el fuerte sentimiento de unidad, de solidaridad que, dijo, se vive en Cuba, en contraste con el “espectáculo bochornoso y deplorable” que han ofrecido grupos radicales del exilio de Miami.
También se divulgaron declaraciones del ministro de Cultura, Abel Prieto, en las que aseguró que “no hay ningún peligro de que en Cuba haya una desestabilización. Todo son ilusiones, locuras, delirios febriles de gente que ha demostrado en los últimos días hasta qué punto tiene pocos valores humanos”.
Fuera de la isla, dos “pesos pesados” del equipo que arropa a Raúl Castro en sus nuevas tareas al frente al Estado, el vicepresidente Carlos Lage, y el ministro de Salud y miembro del buró político del Partido Comunista de Cuba, José Ramón Balaguer, se encargaron de divulgar el mismo mensaje de normalidad.
Entre tanto, coincidiendo con el duodécimo aniversario de los disturbios del llamado “Maleconazo”, el detonante de la crisis de los balseros de 1994, en pleno periodo especial, los alrededores del Malecón, la avenida más popular de La Habana, permanecieron ayer con una reforzada, pero discreta presencia policial.
Los Comités de Defensa de la Revolución en tanto mantienen el llamado a la población a reforzar la vigilancia durante las 24 horas, miles de reservistas fueron movilizados en todo el país y la Asociación de Combatientes de la Revolución hizo votos por la rápida recuperación del líder cubano.
Oraciones y ritos de santería por la salud de Castro
Por otra parte, fieles católicos y practicantes de la santería en Cuba invocan a sus santos y piden en sus oraciones por la salud del líder cubano Fidel Castro, alejado repentinamente del poder tras ser sometido a una intervención quirúrgica de urgencia.
En un país oficialmente ateo, pero donde las religiones afrocubanas son seguidas por alrededor de un tercio de la población (11 millones de habitantes), no han faltado babalawos (sacerdotes de Ifá) que han invocado esta semana a las divinidades por la salud de Castro y la paz del país.
En el grupo de Víctor Betancourt, un babalawo jefe de una de las 78 familias que anualmente elaboran la “Letra del Año” con los pronósticos para la temporada, se está preparando “un tambor”, una ceremonia en la que los sacerdotes de Ifá convocarán a las divinidades “para que todo vuelva a la normalidad”.
“Muchas casas (grupos dirigidos por un babalawo) están haciendo invocaciones a diario y pedimos por que todo se mantenga normal, que no se produzca ninguna adversidad, que todo se arregle y que nadie se muera”, añadió.
Según expertos en santería, son muchos los santeros cubanos que piensan que Castro tiene “aché” (suerte), y no sólo por haber sobrevivido a más de 600 intentos de asesinato. Los más viejos recuerdan todavía su primer discurso en La Habana, tras el triunfo de la revolución, en enero de 1959, cuando dos palomas se posaron en su hombro ante cientos de miles de personas.
Los obispos cubanos dejaron de lado el viernes las diferencias existentes entre el régimen comunista de Fidel Castro para pedir a los fieles cubanos que recen por el jefe de la revolución e iluminen a su hermano, Raúl, mientras encomendaron su salud a la Virgen de la Caridad del Cobre, la patrona de la isla, para que la paz del país no sea perturbada por ninguna situación externa o interna.