Internacionales

Cuba alerta ante amenaza EEUU

Washington pide tranquilidad a los cubanos y les promete apoyo de EEUU si luchan por la democracia

Cinco días después de que Fidel Castro cediera provisionalmente el poder a su hermano Raúl, y coincidiendo con el aniversario de los disturbios de 1994, Cuba se mantiene en calma pero también en alerta por la "amenaza" de Estados Unidos, su principal enemigo desde hace medio siglo.
Mientras Washington llama a la tranquilidad, pide a los cubanos que no abandonen la isla y les promete apoyo de EEUU si luchan por la democracia, en Cuba, las autoridades se mantienen alerta para evitar cualquier sorpresa externa o interna.
En las proximidades del Malecón, la avenida más emblemática de La Habana, donde el 5 de agosto de 1994 se desató el "Maleconazo", una protesta popular que fue el detonante de la crisis de los balseros, se reforzó hoy con discreción la presencia policial.
Además, miles de reservistas han sido movilizados y los órganos de defensa del país se encuentran en alerta combativa.
"La Constitución de la República de Cuba establece que la defensa de la patria socialista es el más grande honor y el deber supremo de cada cubano", afirma la página web oficial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).
En caso de agresión, Cuba activaría la llamada "Guerra de todo el pueblo", una concepción estratégica para la defensa nacional que la página de las FAR resume así: "en caso de una agresión militar en gran escala, cada ciudadano tendrá un medio, un lugar y una forma de enfrentar al enemigo hasta lograr la victoria".
"La cercanía a Estados Unidos y su política hostil", continúa el sitio web, "condicionan la concepción de lucha de Cuba como país pequeño y de limitado desarrollo económico y la adopción de una doctrina militar autóctona y 'sui generis' en este continente".
La "Guerra de Todo el Pueblo" significa que "para conquistar nuestro territorio y ocupar nuestro suelo, las fuerzas imperiales tendrían que luchar contra millones de personas y tendrían que pagar con cientos de miles e incluso millones de vidas", dijo Castro en 1988.
Para desarrollar esta doctrina militar, Cuba cuenta con las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), integradas en tres ejércitos (Occidental, Central y Oriental) de tierra, mar y aire, cuyos soldados proceden del servicio militar general, que dura dos años, y de los reservistas (de 29 a 45 años).
Cuenta además con el Ejército Juvenil del Trabajo, integrado por miles de jóvenes que trabajan en la producción agroalimentaria y reciben preparación militar.
Junto a ellos, las milicias de Tropas Territoriales, compuestas por trabajadores que reciben formación militar periódica, y las brigadas de Producción, que en caso de conflicto defienden zonas limitadas y garantizan el abasto de alimentos y el orden interno.
Se calcula que el número de integrantes de las FAR es de unos 50.000, a los que hay que sumar decenas de miles de reservistas.
Para organizar a esta gran cantidad de efectivos, la isla, de casi 111.000 kilómetros cuadrados y una población de 11,3 millones de habitantes, se divide en 1.400 Zonas de Defensa, que a su vez dependen de Consejos de Defensa encabezados por responsables del Partido Comunista.
"Este país se ha organizado de tal manera, se ha unido de tal manera y se ha preparado de tal manera, que si Estados Unidos tratara de invadir a Cuba se va a romper los dientes, porque va a tener que luchar contra millones de hombres y mujeres", advirtió Castro en 1985.