Internacionales

Washington critica delegación del poder en Cuba

El Gobierno de EEUU dijo que está dispuesto a dar ayuda a Cuba para lograr una transición democrática y con apoyo humanitario, a la vez que pidió a los cubanos a quedarse en la isla y no emigrar hacia Florida.

Estados Unidos rompió el silencio este jueves y criticó tres días después la delegación provisional del poder por el presidente cubano Fidel Castro a su hermano Raúl, al tiempo que reiteró su llamado a los habitantes de la isla a no tratar de cruzar el estrecho de Florida.
"El hecho de imponer a Raúl Castro niega al pueblo cubano su derecho a elegir libremente a sus autoridades", afirmó el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, en una declaración escrita difundida después de su rueda de prensa diaria, en la que mantuvo la cautela de los últimos días.
Tras el anuncio el lunes de que Castro dejaba el poder provisionalmente después de una operación quirúrgica, Estados Unidos mantuvo una posición prudente y se limitó a ofrecer su ayuda en caso de que los cubanos iniciaran una transición democrática, una posición reiterada este jueves por el vocero.
Washington "está listo para ayudar a Cuba en una transición democrática y asimismo preparado para entregar rápidamente ayuda humanitaria sustancial en apoyo a una verdadera tratsición", afirmó McCormack, quien aseguró que los habitantes de la isla no tenían "mayor amigo" que Estados Unidos.
Los cubanos "pueden contar con nuestro apoyo en el proceso de transformación hacia un futuro democrático", aseguró el portavoz del Departamento de Estado, aunque llamó inmediatamente a los habitantes de la isla a no cruzar los cerca de 150 km que los separan de la costa de Florida.
"Alentamos a los cubanos a hacer avanzar dicha causa, quedándose en Cuba y obrando por un cambio positivo", agregó McCormack, poniendo de relieve el temor en Washington de que un periodo de inestabilidad o una crisis política genere un éxodo masivo similar a la crisis de los balseros en 1994.
En la víspera, el portavoz de la Casa Blanca Tony Snow ya había llamado a los cubanos que residen en la isla a no tirarse al mar, aunque también pidió a los exiliados en Miami a no tratar de cruzar el estrecho en la dirección contraria para no crear agitación en el país caribeño.
Exilio cubano impaciente
En Florida, la comunidad cubana ya manifestó su impaciencia. La mayor organización del exilio en Miami, la Fundación Nacional Cubano Americana, llamó a un alzamiento cívico o militar en la isla para derrocar el régimen comunista que controla el poder desde hace casi medio siglo. En el Congreso, los políticos cubanoestadounidenses mantienen la presión sobre el Gobierno.
El senador demócrata Bon Menéndez (Nueva Jersey) llamó, por ejemplo, al presidente George W. Bush a "aprovechar esta oportunidad histórica" para "enviar un claro mensaje a los cubanos, con palabras y acciones, de que vamos a apoyarlos en una transición democrática pacífica". Oficialmente, Castro tuvo que ser operado por intensos sangramientos intestinales, que lo obligan a guardar varias semanas de reposo.