Internacionales

Izquierda opina: “Castro no volverá a ejercer poder”

Dora María Téllez, María López Vigil, Alejandro Martínez, Aldo Díaz Lacayo y Jaime Morales dan su opinión sobre el traspaso de poder de Castro. Para el economista sandinista, Alejandro Martínez Cuenca, el mayor logro de Castro es haber mantenido unida a Cuba por más de 40 años.

Dirigentes de la izquierda del país estimaron este miércoles que el presidente cubano Fidel Castro, quien cedió todos sus poderes a su hermano Raúl para ser operado, ya no volverá a ejercer el poder, y que la transición ya comenzó.
"No creo que la delegación de funciones sea provisional, es un retiro definitivo, probablemente está muy enfermo. Lo que viene ahora es la sucesión que estaba preparada durante años", opinó la presidenta del disidente Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), Dora María Téllez.
Téllez, actual candidata a diputada por el MRS, estimó que esa posición del líder cubano "inicia un cambio de generación a corto plazo" que "probablemente motive muchos cambios en lo político, económico y social en Cuba en los próximos años".
La teóloga y revolucionaria María López Vigil, manifestó que "estoy contenta que Fidel se vaya y como político creo que él también desea irse (...) se retira en momentos de mayor centralización del modelo cubano".
López quien vivió hasta 1971 en Cuba, manifestó que "ha llegado la hora de la sociedad cubana, que ha sido forjada en valores de colectividad, solidaridad; una sociedad que Fidel y la revolución forjó, se hizo adulta y sigue siendo tratada como niña; Fidel es un padre".
El economista sandinista, Alejandro Martínez, valoró que el mayor logro de Castro es haber mantenido unida a Cuba, por más de 40 años, con todos los problemas, críticas y alabanzas.
Para Martínez la delegación de poder "es un proceso de transición para ir trasladando la autoridad y el mando de manera ordenada y sin cambios bruscos que vengan a violentar o hacer de Cuba un país inestable".
A su juicio no habría que esperar cambios sustantivos, "es una continuación de lo mismo con nuevas perspectivas, con nuevo liderazgo, no veo que haya que crear tantas angustias".
Por su parte, el candidato a la vice presidencia por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN-izquierda), el liberal Jaime Morales, consideró que la ausencia de Fidel va a ocasionar cambios radicales o traumáticos, aunque la mentalidad pragmática de Raúl podría contribuir a flexibilizar la situación.
Para el historiador y ex diplomático del gobierno sandinista en la década de 1980, Aldo Díaz Lacayo, Castro "da por sentado que es un período de transición, no en el sentido de Estados Unidos, sino que provisional y por eso convoca a la celebración de su cumpleaños y el 50 aniversario del desembarco del Granma, el dos de diciembre".