Internacionales

Gobiernos de izquierda se solidarizan con Castro

* Casa Blanca dice que "monitorea" situación en Cuba, aunque se negó a "especular” sobre la salud del presidente

HANOI / AFP
Gobiernos cercanos al régimen cubano, incluyendo el de Hugo Chávez en Venezuela y el de Evo Morales en Bolivia, expresaron este martes su deseo de que el gobernante Fidel Castro se recupere pronto, mientras Estados Unidos fue el único país que reaccionó en términos críticos, aunque cautelosos.
Chávez declaró el martes en Hanoi que espera "de todo corazón" la pronta recuperación de su amigo Fidel Castro, que según anunció su secretario personal tuvo que delegar el poder en su hermano Raúl tras una operación intestinal.
"De todo corazón, esperamos que el presidente Fidel Castro se recupere lo más pronto posible", dijo Chávez desde Hanoi, donde está en visita oficial. "¡Viva Fidel Castro!", añadió.
Evo Morales también le deseó pronta recuperación al líder cubano. "Estamos seguros de que con la fortaleza que has demostrado a lo largo de tu ejemplar trayectoria, superarás este nuevo trance para continuar en la trinchera de la lucha antiimperialista", le escribió en una nota, según la agencia oficial de noticias ABI.
El presidente chino Hu Jintao también envió un mensaje similar, deseando a Castro una pronta recuperación, indicó la agencia de noticias Xinhua. China y Cuba mantienen fuertes vínculos a nivel político y económico.
Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, habló con el embajador español en La Habana, Carlos Alonso Zaldívar, para que traslade a las autoridades cubanas el deseo de Madrid de "una pronta recuperación" de su gobernante.
También México
México también tuvo su declaración al respecto. "El gobierno de la república espera la pronta recuperación del comandante Fidel Castro", manifestó escuetamente el portavoz del presidente Vicente Fox, Rubén Aguilar, interrogado al respecto en una rueda de prensa.
Las relaciones entre el régimen castrista y la Administración de Fox (en el poder desde 2000) han sido bastante tensas, con diversos enfrentamientos diplomáticos.
En Perú, el primer ministro Jorge del Castillo sugirió a la OEA prepararse para una transferencia ordenada y no violenta en Cuba, porque la crisis de salud de Castro puede desembocar en una "guerra civil".
El líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN, izquierda) de Nicaragua, Daniel Ortega, le escribió a Castro deseando que salga "airoso" de su enfermedad.
"Creo firmemente que un espíritu como el suyo saldrá airoso, invicto, de este trance, y que el heroico pueblo cubano sabrá dar nuevas lecciones de dignidad, fortaleza y solidez revolucionarias", le dijo el ex presidente Ortega (1979-90).
Mientras, la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) de El Salvador, dijo que envió una carta a Cuba deseando "la pronta recuperación" de su gobernante. "Acompañamos al pueblo cubano en los deseos de que el presidente Castro tenga una pronta recuperación", declaró el portavoz del FMLN, Sigfrido Reyes, a la AFP.
Por su parte, la organización argentina Madres de Plaza de Mayo emitió un comunicado enviando a Castro "un fuerte abrazo lleno de energía" y un deseo de "pronta recuperación".
Mientras, el Partido de los Comunistas Italianos (PDCI), miembro de la coalición gubernamental liderada por Romano Prodi, afirmó que Cuba y toda América Latina "necesitan a Fidel Castro", deseando "una rápida recuperación".
Cautela de EU
En cuanto a Estados Unidos, oficialmente reaccionó con cautela, pero con indisimulada crítica hacia el régimen de Castro. El lunes, unas horas después de conocerse la noticia, el portavoz de la Casa Blanca, Peter Watking, aseguró que su país "monitoreaba" la situación en Cuba, aunque se negó a "especular sobre la salud de Castro".
Al mismo tiempo, el vocero prometió que Washington seguirá "trabajando hasta el día que Cuba sea libre", una posición repetida este martes por el departamento de Estado sin cambiar ni una coma.
Esta cautela no impidió que algunos líderes republicanos se pronunciaran críticamente y esperanzados en el fin del régimen. Entre ellos, el representante por Florida, Mario Díaz-Balart, quien señaló: "Siempre dije que Cuba será libre y ese día se está acercando rápidamente".
Y el senador cubano-estadounidense por Florida Mel Martínez afirmó que la situación podría ser "similar" a lo ocurrido en España con el dictador Francisco Franco, cuya muerte habría sido anunciada varios días después. "Creo que existe la posibilidad de que esté muy enfermo o incluso muerto", declaró.
“El momento de la transición”
El secretario de Comercio estadounidense, Carlos Gutiérrez, dijo este martes que ha llegado el momento para "una verdadera transición" democrática en Cuba, tras la decisión del presidente Fidel Castro de delegar el poder provisionalmente a su hermano Raúl, por razones de salud.
"Creemos que llegó el momento para una verdadera transición hacia una verdadera democracia en la que se respeten los derechos humanos y la dignidad de las personas", declaró a la prensa Gutiérrez, el cubano-estadounidense con más alto rango en el gobierno del presidente George W. Bush.