Internacionales

Seattle aumenta seguridad tras ataque contra judíos


WASHINGTON / EFE -La Policía de la ciudad de Seattle (EU) reforzó las medidas de seguridad en mezquitas y sinagogas después de que un musulmán, que dijo estar molesto con Israel, matase a una mujer e hiriese a otras cinco en un centro judío.
Naveed Afzal Haq, un hombre de 31 años, de nacionalidad estadounidense, irrumpió en la tarde del viernes en la Federación Judía del Gran Seattle y, tras perpetrar el ataque, se entregó sin ofrecer resistencia.
Haq afronta una acusación por homicidio y otras cinco por intento de asesinato.
Amy Wasser-Simpson, Vicepresidenta de la Federación, declaró al diario “Seattle Times” que el hombre traspasó las medidas de seguridad del edificio y disparó contra sus víctimas tras asegurar, a viva voz, que estaba furioso contra Israel y que era musulmán.
La sinagoga Beth Shalom contó con la presencia de dos policías uniformados durante los servicios religiosos, según un mensaje difundido a través de la página web del centro.
Las autoridades aseguraron que han extremado las precauciones y realizado una búsqueda para tratar de encontrar explosivos o sospechosos adicionales.
La Policía de Seattle (en el estado de Washington) aseguró que vigila desde hoy las sinagogas de la ciudad, así como las organizaciones judías.
Gil Kerlikowske, jefe de Policía de Seattle, dijo que los agentes del orden también protegen las mezquitas, ante el temor a posibles represalias.
La Federación Judía del Gran Seattle fue uno de los organizadores de una marcha el pasado fin de semana para mostrar apoyo a Israel ante la actual crisis en el sur del Líbano, que estalló el pasado 12 de julio a raíz del secuestro de dos soldados israelíes por parte de la milicia libanesa Hizbulá.
El Consejo para las Relaciones Islámico-Estadounidenses suspendió una manifestación convocada para hoy en las afueras de Seattle, para protestar por las acciones israelíes en territorio palestino.
El alcalde de Seattle, Greg Nickels, aseguró en una rueda de prensa celebrada el viernes que “éste fue un acto intencionado y lleno de odio (protagonizado) por lo que sabemos por un individuo que actuaba por su cuenta”.
La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) trabaja en estos momentos en el caso.