Internacionales

Coalición de izquierda acusa a ex dirigente del PRI

* PRD presenta proyecto legislativo de segunda vuelta electoral

MÉXICO /AFP -La coalición de izquierdas Por el Bien de Todos, acusó el viernes a la ex número dos del PRI, Elba Esther Gordillo, y a su nuevo partido de orquestar el fraude que ha denunciado. "La estrategia de operar el fraude estuvo en las manos de Elba Esther (Gordillo) y del grupo corporativo a su servicio", sostuvo el jefe de campaña de López Obrador, Jesús Ortega.
Gordillo fue expulsada hace dos semanas del ex gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), del que fue secretaria general hasta que se enfrentó el año pasado con el candidato presidencial del colectivo, Roberto Madrazo.
La política fue acusada por el PRI de estar detrás de la creación, el año pasado, del Partido Nueva Alianza (Panal), y de haber cabildeado en favor del aspirante del oficialista Acción Nacional (PAN), Felipe Calderón, ganador de los comicios.
Gordillo es también presidenta honorífica del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (que cuenta con 1,5 millones de afiliados), cuyos miembros son considerados la base del Panal, por lo que este partido tuvo representantes en un gran número de casillas a pesar de ser minoritario.
Ortega aseguró que en las casillas en las que en la elección, cuyos resultados han sido impugnadas por su coalición, hubo sólo representantes del PAN o del Panal, la ventaja de Calderón sobre López Obrador fue muchísimo más amplia que lo normal.
"Sospechamos (...) que el aparato este corporativo de Elba Esther participó activamente en estas irregularidades, y en estas ilegalidades, a través de maestros", dijo Ortega.
Además, denunció que el día de la elección "hubo muchas sustituciones (de funcionarios de casilla, elegidos al azar entre los ciudadanos) no notificadas" y que "quienes sustituyeron a los funcionarios sin que esto fuera notificado, en muchos de estos casos (...) fueron sustituidos por maestros".
En tanto, una diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda) presentó el viernes una iniciativa para incluir la segunda vuelta electoral en México en cargos ejecutivos y legislativos federales para evitar "conflictos" en comicios tan cerrados, como los del 2 de julio.
La iniciativa de reforma constitucional plantea que "si en las elecciones ninguno de los aspirantes a un mismo puesto obtiene más de la mitad de los votos, se realizaría una segunda vuelta entre los dos candidatos que hayan obtenido más votos", informó un comunicado de la Cámara de Diputados.
A diferencia de la mayoría de los países de América Latina, donde la segunda vuelta está contemplada para el cargo del Ejecutivo, la iniciativa, presentada por la diputada del PRD María Cristina Portillo, plantea que sea para todos los cargos de elección popular.
Portillo plantea que la segunda vuelta se realizaría 30 días posteriores a la primera, y que "el partido postulante podría nominar a otro individuo para reemplazar a su candidato original".
En los argumentos planteados para impulsar esta iniciativa, la legisladora del PRD explicó que se busca "evitar conflictos y crispación en el ambiente político postelectoral" como ocurre a raíz de la elección del pasado 2 de julio.
Según el recuento oficial del Instituto Electoral (IFE), el candidato oficialista Felipe Calderón se impuso al izquierdista Andrés Manuel López Obrador por 0,58% de los votos. López Obrador, de la Coalición Por el bien de todos que encabeza el PRD, impugnó la elección ante el Tribunal Electoral (Trife) para exigir el recuento de los 41,7 millones de sufragios emitidos el 2 de julio.
El Trife tiene hasta el 31 de agosto para resolver las impugnaciones y declarar, antes del 6 de septiembre, al presidente electo para el período 2006-2012.