Internacionales

Rusia venderá armas y aviones a Venezuela

* Chávez agradece a Putin su "firmeza" ante la oposición estadounidense

MOSCÚ / AFP -El ministro de Defensa ruso Serguei Ivanov declaró el miércoles que Rusia cumplirá con sus contratos de entrega de aviones caza y helicópteros a Venezuela, rechazando así los llamamientos de Washington que pide a Moscú reconsiderar esas ventas.
"Una revisión de los contratos está descartada por completo", dijo Ivanov, citado por las agencias rusas.
Estados Unidos desea que Rusia reconsidere sus ventas de armamento al presidente venezolano Hugo Chávez, quien debe firmar en Moscú un contrato de compra de aviones caza rusos, indicó el martes el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Tom Casey. El presidente venezolano, Hugo Chávez, agradeció a su homólogo ruso, Vladimir Putin, su "firmeza" para vender armas a Venezuela pese a la oposición de Estados Unidos, tras aterrizar el miércoles en Moscú.
"Hay que agradecer a Rusia, dar las gracias a la firmeza del presidente Putin, a los trabajadores de Rusia y al gobierno", declaró Chávez ante la prensa reunida en el aeropuerto moscovita.
El líder venezolano, que hoy será recibido en el Kremlin, aplaudió "la resolución" del presidente ruso de "cooperar en el incremento de la seguridad" de su país.
Unas horas antes, el ministro ruso de Defensa, Serguei Ivanov, había declinado la petición de Washington de reconsiderar la venta de armas a Venezuela. Ivanov declaró que Rusia cumpliría con sus contratos de entrega de cazas y helicópteros.
Chávez se refirió al "bloqueo" de Estados Unidos, que ha prohibido a sus empresas proveer a Caracas de piezas para sus aviones F-16, de fabricación estadounidense.
Visita fábrica de fusiles Kalashnikov
El presidente venezolano inició el martes una visita oficial de dos días a Rusia, país con el que firmará un contrato de compra de 24 cazas Sukhoi-30 y de una treintena de helicópteros de combate, y negociará la instalación de una fábrica de fusiles rusos Kalashnikov en Venezuela.
Chávez visitó el miércoles la ciudad donde se fabrican los célebres fusiles Kalashnikov en el segundo día de su visita. “Venezuela no es un agresor, pero necesita renovar su armamento”, declaró el miércoles el presidente venezolano. "Yo no soy un agresor y no he venido a buscar armas para una guerra de todos contra todos", declaró el mandatario venezolano al llegar a Ijevsk (centro), la ciudad natal del inventor de los fusiles Kalashnikov, citado por la agencia Itar-Tass.
"Simplemente, nuestro ejército tiene armas viejas y ya no se fabrican, es por eso que debemos cambiarlas por (armas) nuevas y fiables", agregó.
Venezuela compró recientemente a Rusia 100,000 Kalashnikov AK130. Chávez también firmará en Rusia un contrato para la compra de 30 aviones de combate Sujoi y 30 helicópteros por un monto de más de mil millones de dólares, según Moscú.
Un funcionario de la agencia de exportación de armas rusa Rosoboronexport afirmó poco antes que se están llevando a cabo conversaciones para abrir dos fábricas de fusiles Kalashnikov bajo licencia en Venezuela.
"Hugo Chávez nunca ocultó que 100,000 fusiles Kalashnikov no son suficientes para él", afirmó el diario ruso Kommersant el miércoles. "El señor Chávez evidentemente planea convertirse en un distribuidor de armas rusas en la región", agregó.
Chávez también podría visitar la fábrica Kupol, que produce sistemas de misiles Tor-M1 tierra-aire, indicó la agencia Interfax, citando a un funcionario de esta empresa.
Estados Unidos ha prohibido la venta de armas norteamericanas a Venezuela, afirmando que ese país no es un socio fiable en la lucha contra el terrorismo. La visita de Chávez a Rusia es parte de una gira mundial considerada por los analistas como un intento de reforzar la resistencia a la influencia norteamericana. Durante estos viajes se ha reunido con dos enemigos declarados de Estados Unidos: los presidentes de Cuba, Fidel Castro, y de Belarús, Alexander Lukachenko. Después de Rusia, Chávez viajará a Irán.