Internacionales

Sigue el baño de sangre en Líbano

* Ola de bombardeos israelíes abre segunda semana de ofensiva generalizada y agudiza crisis humanitaria

Al menos 70 civiles murieron este miércoles en una ola de bombardeos israelíes en Líbano, según un balance de la AFP, mientras la ofensiva del Estado hebreo entraba en su segunda semana, causando una grave crisis humanitaria y el éxodo de miles de personas.
Seis civiles murieron el miércoles por la noche y 12 resultaron heridos en los ataques aéreos israelíes contra los pueblos libaneses situados en la frontera con el Estado hebreo, según la Policía.
En el poblado de Srifa, a unos 30 km al noreste de Tiro, en el sur de Líbano, 25 civiles murieron y 26 fueron heridos en un bombardeo aéreo y naval israelí antes de la madrugada, indicó la Policía.
También en el sur de Líbano, en el centro de la ciudad de Nabatiyé, seis civiles --una libanesa y sus tres hijos, una mujer srilanquesa y un sudanés-- murieron en un bombardeo aéreo israelí, según la Policía.
Los cuerpos de una pareja, su hijo y dos parientes cercanos fueron recuperados de los escombros de su casa destruida en un ataque aéreo en Salaa, otro pueblo cerca de Tiro.
Cinco civiles murieron en un ataque aéreo israelí contra tres camionetas en la aldea de Maarabun, cerca de Baalbeck, a 85 km al noreste de Beirut, según la Policía libanesa.
Los cinco civiles estaban a bordo de tres camionetas y se disponían a dirigirse a sus campos cuando los cazas-bombarderos los atacaron, agregó.
Los aviones israelíes también bombardearon una cooperativa perteneciente a Hezbolá, en la ciudad de Baalbec, y una casa en la ciudad de Hermel, bastión del partido chiíta libanés más al norte, cerca de la frontera siria, indicó la Policía.
Seis civiles murieron en el bombardeo de la aviación israelí contra un inmueble de cuatro pisos en la localidad de Nabi Chit, también cerca de Baalbeck, según la Policía libanesa.
Un centro comercial de cuatro pisos en Ghaziyé, poblado del litoral al sur de Tiro, también fue blanco de un bombardeo aéreo, según la Policía.
Dos civiles murieron y dos fueron heridos en el bombardeo del poblado fronterizo de Rmeich, más al este.
También en el sur de Líbano dos civiles murieron y dos fueron heridos cuando helicópteros y caza-bombarderos atacaron los vehículos que circulaban por las rutas de Kfarchouba, Bazouriyé y la entrada sureste de Tiro, según la Policía.
Un civil fue muerto y dos heridos en Loussi, al sur de Baalbeck, en ataques contra un aserradero y granja ganadera. Otro ataque destruyó parcialmente un criadero avícola.
Otros sietes civiles perecieron en varios ataques en el país, según la Policía. El Hezbolá anunció, por su parte, la muerte de un séptimo combatiente.
En tanto, la aviación israelí atacó el miércoles por la noche un búnker en el sur de Beirut utilizado por dirigentes de Hezbolá, indicó un portavoz del Ejército.
El ataque se produjo en el barrio de Burj el Barajneh, agregó el portavoz, sin precisar cuál fue el resultado del mismo.
Según fuentes militares, unos 20 aviones participaron en la operación y lanzaron 20 toneladas de bombas sobre el lugar en el que se encuentra el refugio.