Internacionales

Tsunami deja 37 muertos en Indonesia

Las autoridades hablan de decenas de desaparecidos y miles de desplazados.

Por lo menos 37 personas murieron este lunes, muchas más sufrieron heridas, decenas han sido dadas por desaparecidas y más de 10 mil quedaron desplazadas a causa del "tsunami" (ola gigante) que sacudió hoy el suroeste de la isla de Java, la más poblada del archipiélago indonesio.
"El balance de los muertos es de 37. Esta cifra seguramente se agravará. Acabo de ver otro cuerpo que traían", declaró el diputado Rudi Supriatna Bahro a la televisión Metro TV. "La situación es casi similar a la de Aceh", aseguró, en referencia al tsunami del 26 de diciembre de 2004, que causó unos 168 mil muertos en el norte de la isla de Sumatra.
Bahro hizo estas declaraciones en Pagandaran, pequeña localidad turística situada entre Bandung y Yogyakarta, la gran ciudad del centro de Java que el pasado 27 de mayo fue alcanzada por un sismo.
"Todavía estamos reuniendo datos. De la información que tenemos hasta ahora diez personas han sido encontradas muertas en Pangandaran", declaró un voluntario al diario digital "Detik". Otros dos cadáveres han sido recogidos en las playas de la isla de Cilacap, frente a la costa suroccidental de Java, y los dos restantes aparecieron en Gunung Kidul, provincia de Yogyakarta (Java Central).
Varios testimonios han señalado que decenas de personas han desaparecido en las poblaciones costeras de toda la región después de que olas de hasta cinco metros se abatieran sobre las playas unos 15 ó 20 minutos después de que se registrase un maremoto de 7,2 grados de magnitud en la escala abierta de Richter.
El epicentro del seísmo se situó a 355 kilómetros al sur de Yakarta y a 48,6 kilómetros de profundidad, según la agencia estadounidense "Earthquake Hazard Program".
Más de 10 mil personas se han refugiado en colinas y montañas cercanas por miedo a un nuevo "tsunami".
La agencia norteamericana ha constatado tres fuertes réplicas al maremoto, de 6,1, 6 y 5,9 grados de magnitud, y cada una de ellas ha revivido el pánico entre la población local. El presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, indicó que las prioridades son evacuar a los habitantes de las poblaciones costeras y atender a los heridos.