Internacionales

El “Discovery” regresa con éxito a la Tierra

La NASA cataloga de “excelente” la misión espacial de trece días, que llevó a seis astronautas hasta la Estación Espacial Internacional.

El transbordador espacial "Discovery" aterrizó hoy según lo previsto a las 9.14 (8.14 GMT) en el Centro Espacial Kennedy, en el sureste de Florida, tras concluir su misión de trece días a la Estación Espacial Internacional (EEI).
El centro de control de la Agencia Espacial Estadounidense (NASA) en Houston (Texas) esperó hasta el último minuto para notificar a los astronautas de que el tiempo era lo suficientemente bueno como para regresar a Tierra. Las lluvias que se registraron en Florida durante la madrugada hicieron temer un posible aplazamiento del aterrizaje, pero finalmente la NASA consideró que las condiciones meteorológicas no suponían una amenaza.
Aun así, el día amaneció en Florida completamente nublado, lo que impidió que Steven Lindsey, el comandante del "Discovery", pudiese ver la pista hasta un minuto antes del aterrizaje.
"Bienvenido 'Discovery' y felicidades por una gran misión", aseguraron los responsables del centro de control desde Texas. Cientos de familiares de astronautas y trabajadores del centro espacial en Florida se sumaron a la celebración con gritos y aplausos en el momento del aterrizaje.
“Una gran misión”
"Fue una gran misión. Una misión realmente excelente", respondió Lindsey, uno de los seis tripulantes del transbordador espacial. El "Discovery" llevó a la EEI varias toneladas de alimentos, ropa y equipos de investigación y se trae de vuelta dos toneladas de basura, equipos dañados y experimentos científicos completados.
Durante la misión, los astronautas Michael Fossum y Piers Sellers llevaron a cabo tres caminatas espaciales, cada una de ellas de unas siete horas de duración, que sirvieron para la inspección del transbordador, la instalación de equipos en la EEI, la prueba de cámaras y herramientas, y ensayos con adhesivos para la reparación de naves en el espacio.
La NASA tomó muchas precauciones para asegurarse de que los paneles térmicos, que protegen como escamas al transbordador en su zambullida en la atmósfera, estaban en buenas condiciones para resistir la fricción de la atmósfera que eleva la temperatura a más de 1.600 grados Celsius.
Varias inspecciones de los paneles térmicos mientras la nave estaba en órbita hicieron que la NASA determinase que esas placas estaban intactas y que serían capaces de proteger al transbordador. La entrada en la atmósfera terrestre es el período de mayor riesgo para la nave y sus tripulantes.
En febrero de 2003 los siete tripulantes del transbordador "Columbia" murieron al estallar la nave cuando los gases ígneos penetraron en ella a través de fracturas causadas por el desprendimiento, en el lanzamiento, de trozos de la espuma aislante del tanque.