Internacionales

Aviación israelí bombardea diez objetivos en el este libanés

* Milicia libanesa ha lanzado unos mil 200 misiles contra Israel * Declaran estado de emergencia en zona fronteriza

Cables combinados
La aviación israelí lanzó la noche de ayer diez ataques aéreos, casi simultáneos, en la región de Zahlé, principal ciudad de la planicie oriental de la Bekaa, en Líbano, dijo la Policía, mientras la milicia libanesa Hizbulá disparó varios cohetes contra ciudades israelíes de la baja Galilea, alcanzando blancos a 45 kilómetros de la frontera entre Israel y Líbano, informaron medios de comunicación locales.
De acuerdo con las informaciones, un misil tierra-aire destruyó un puente sobre el río Litani, que unía la ciudad de Zahlé con varias localidades situadas a los pies de la cordillera de Antilíbano, a la vez que aviones israelíes bombardearon igualmente un cruce de varias carreteras en Chtaura, así como una vía que lleva a Masnaa, en la frontera con Siria, añadieron.
Por su lado, milicianos de Hizbulá profundizaron sus bombardeos en territorio israelí y alcanzaron las ciudades de Afula, Nazaret Ilit y Guivat Elá, situadas entre 45 y 50 kilómetros al sur de la zona fronteriza, hasta la fecha los puntos más distantes desde que se inició la crisis hace cinco días.
Misiles de Hizbulá alcanzan varias localidades israelíes
Además, fueron alcanzadas por los últimos cohetes de Hizbulá las localidades de Shlomi, el kibutz de Margaliot y la población de Shomrá, en la Galilea, por lo que el ministro israelí de Defensa, Amir Peretz, declaró, ayer, el Estado de Emergencia., por 48 horas, en zonas de la Galilea y del Golán, vulnerables a recibir los disparos de los cohetes lanzados desde Líbano por la milicia chií Hizbulá.
Un comunicado difundido a medios de prensa por la Oficina de Censura del Ejército israelí reveló que en los últimos días unos 1,200 cohetes han sido lanzados contra Israel por milicianos de Hizbulá.
En virtud de esta medida, los empleados de fábricas y servicios considerados "cruciales" para la población --como fábricas productoras de comida, invernaderos, transportes, empaquetadoras, farmacias y bancos-- son requeridos a permanecer en situación de alerta en los lugares de trabajo.
Asimismo, la declaración permite que los trabajadores de empresas y fábricas del norte consideradas vitales puedan abandonar sus lugares de trabajo por razones de seguridad y continuar recibiendo sus sueldos a través del Instituto de la Seguridad Social israelí.
Entre tanto, informaciones brindadas a la Agencia EFE en Damasco, Siria, revelan que los ciudadanos de este país del Medio Oriente viven con preocupación la escalada de violencia entre sus vecinos, Israel y El Líbano, que ya ha cobrado la vida de más de 140 personas, mientras el gobierno de Damasco advierte que responderá a cualquier agresión de Israel.
Siria dice que responderá a cualquier ataque de Israel
El ministro de Información sirio, Mohsen Bilal, aseguró ayer que la respuesta de su país ante cualquier ataque de Israel "no tendrá limitaciones ni en el tiempo ni en los medios", en tanto que el Frente Progresivo Nacional, un paraguas político que agrupa al gobernante partido Baaz y a varias formaciones satélites, calificó a Israel de "estado terrorista" y mostró su total apoyo a Líbano.
Bilal insistió en que un eventual ataque israelí "se encontrará con una réplica firme y directa" por parte de Siria. Israel ha acusado a Siria de ser la última responsable de la captura de los dos soldados por parte de Hizbulá, y teme que esta milicia chíi haya trasladado, o intente trasladar, a los militares a territorio sirio, por lo que está inutilizando los aeropuertos y carreteras libanesas.
El primer ministro israelí, Ehud Olmert, se expresó el miércoles en términos contundentes contra Siria. "Es un gobierno que apoya y alienta actividades asesinas de organizaciones terroristas, tanto dentro de sus fronteras como fuera de ellas. Naturalmente, se están llevando a cabo preparativos para tomar las medidas apropiadas", afirmó.
Por su parte, muchos sirios han recibido con satisfacción las informaciones de que las milicias de Hizbulá tienen capacidad para bombardear zonas del territorio israelí, aunque otros temen que la situación se vuelva incontrolada. El conflicto bélico entre sus vecinos ha afectado ya directamente a algunos sectores de Damasco, como el de los transportes.
Entre tanto, desde Beirut, el alto representante de la Unión Europea para la política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, aseguró ayer que la coalición de naciones está tratando de encontrar una solución a esta "guerra sin lógica".
Tras reunirse con el primer ministro libanés, Fuad Siniora, Solana subrayó que hay que actuar conforme a la legalidad internacional y que las provocaciones no son aceptables. Solana llegó el sábado al Líbano y dijo que "los que tienen la posibilidad de detener la violencia deben hacerlo liberando a los soldados".
En ese sentido, hizo referencia a Hizbulá, cuyas milicias capturaron a dos soldados israelíes el pasado miércoles, tras lo cual Israel lanzó una amplia ofensiva militar aérea, marítima y terrestre contra el país de los cedros.
Desde Madrid, España, el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, y el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos trabajan, junto a sus socios de la Unión Europea, para presentar mañana una iniciativa ante el Consejo de Asuntos Generales para detener la escalada de violencia en Oriente Próximo.
Por su parte, desde San Petersburgo, Rusia, el presidente ruso Vladimir Putin, afirmó el domingo que Rusia utiliza todos sus canales de comunicación en Oriente Medio para obtener la liberación de un soldado israelí capturado por el Hamas palestino y de otros dos por el Hezbolá libanés y agregó “tengo razones para creer" que estos esfuerzos no serán "en vano".
"No voy a dar detalles" al respecto, añadió el presidente ruso, quien a principios de año recibió en Moscú a una delegación de dirigentes del movimiento palestino Hamas, cuyo brazo armado mantiene capturado a un soldado israelí desde el 25 de junio.
Mientras en Jenin, Cisjordania, los palestinos bloqueados en Egipto podrán entrar el martes en la franja de Gaza en virtud de un acuerdo alcanzado entre la Autoridad Palestina, Israel y observadores de la Unión Europea, informó el domingo el principal negociador palestino, Saeb Erakat.
"Este acuerdo estipula que el paso de Rafah estará abierto el martes entre las 8H00 locales (5H00 GMT) y las 17H00 (14H00 GMT) en el sentido Egipto- franja de Gaza", declaró a la AFP Erakat. Esta terminal permanece cerrada desde el 25 de junio, tras un ataque palestino en Israel, en el que murieron dos soldados israelíes y uno fue secuestrado.