Internacionales

Consejo aprueba condena y sanciones a Corea

* China podría vetar resolución del Consejo * Primera resolución sobre Corea desde 1993

Naciones Unidas/EFE -El Consejo de Seguridad aprobó ayer por unanimidad una resolución, elaborada por Japón, que condena y sanciona a Corea del Norte por el reciente lanzamiento de misiles, y exige que retorne a las negociaciones a seis bandas.
Los quince miembros del Consejo, tras intensas y complicadas negociaciones, votaron a favor de la medida, patrocinada por ocho países, entre ellos EU, Reino Unido y Francia.
Ante la amenaza de veto de China, miembro permanente del Consejo, Japón y EU en el último momento acordaron eliminar del documento las referencias al Capítulo VII de la Carta de la ONU, que hubieran allanado el camino a sanciones económicas más amplias o a una intervención militar contra Pyongyang.
En el documento se condena a Pyongyang por el lanzamiento de cohetes de prueba el pasado 5 de junio, y se le exige que suspenda todos sus programas de misiles balísticos.
También se pide a los estados miembros, de acuerdo a sus legislaciones nacionales, que "ejerzan vigilancia y prevengan la transferencia de materiales y tecnología que pueda ser utilizada por Corea del Norte para la fabricación de misiles y armas de destrucción masiva".
Al mismo tiempo, se exige al Gobierno norcoreano que reanude "sin condiciones" las conversaciones a seis bandas, y acate la declaración del 19 de septiembre de 2005, en lo que se refiere a abandonar sus programas nucleares existentes y a reincoporarse al Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP).
El embajador de EU ante la ONU, John Bolton, mostró su satisfacción por la aprobación de la resolución, que consideró que "envía un mensaje contundente e inequívoco" al gobierno norcoreano.
"Esta es la primera resolución aprobada sobre Corea del Norte desde 1993. Desde entonces, el Consejo de Seguridad no ha actuado firmemente contra países que impulsan la proliferación nuclear", precisó.
Resolución es obligatoria
Afirmó que la resolución es "obligatoria y vinculante", aunque se haya eliminado el Capítulo VII, que ha sido el punto controvertido que ha dificultado las negociaciones, especialmente por la oposición de China y Rusia.
"Todos los párrafos y formulaciones son vinculantes. Existen otras maneras, además del Capítulo VII, de hacer que una medida sea obligatoria", señaló el diplomático estadounidense.
La vigilancia del cumplimiento, apuntó, será mediante "medios técnicos nacionales", sin necesidad de que se constituya un comité de sanciones en el Consejo de Seguridad para hacer el seguimiento.
Mecanismo menos burocrático
Calificó este mecanismo de supervisión "menos burocrático" y dijo que podría constituir un modelo a utilizar en otras situaciones de crisis, en clara referencia al caso de Irán, que ha sido remitido de nuevo al Consejo de Seguridad.
Bolton expresó su esperanza de que Corea del Norte acatará "plenamente" las provisiones de la resolución o, en caso contrario, deberá atenerse "a otras medidas que podamos adoptar a continuación".
El embajador británico, Emyr Jones Perry, cuyo país lideró los esfuerzos para acomodar en la resolución las objeciones de Rusia y China, indicó que es "la respuesta correcta y dura" que merece el Gobierno norcoreana ante la amenaza que sus acciones representan.
"Envía el mensaje correcto, lo que es bueno para el Consejo de Seguridad, la región, así como la seguridad y la paz mundial", afirmó.