Internacionales

Israel no se detiene

Israel continúa con operaciones contra Gaza e instituciones de Hamás. Sus últimos operativos han sido atacar nuevamente el ministerio del Gobierno del movimiento islamista en la franja de Gaza y las oficinas de los líderes del grupo islámico Hamás.

La aviación israelí atacó hoy nuevamente un ministerio del Gobierno del movimiento islamista Hamás en la franja de Gaza, el otro frente que tiene abierto Israel.
Helicópteros "Apache" del Ejército israelí atacaron el Ministerio de Economía de madrugada en una operación que no ha causado víctimas; pero en otros ataques murieron hoy dos personas y otras ocho resultaron heridas.
Las oficinas de los líderes del grupo islámico, Hamás, que encabeza el gobierno de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), están siendo blancos del Ejército israelí, que ha atacado ya los ministerios de Asuntos Exteriores, del Interior y hasta las oficinas del primer ministro Ismail Hanyie.
Los ataques están encaminados a presionar a Hamás para que libere al soldado israelí secuestrado el 25 de junio por militantes de tres grupos rebeldes liderados por el ala militar de esa organización islámica, pero también a detener el lanzamiento de misiles kasam contra Israel desde el norte de Gaza.
Además de este ataque se produjeron hoy otros tres incidentes, uno que no produjo víctimas, pues el cohete, lanzado también por un helicóptero "Apache", aterrizó de madrugada en una zona vacía, y otros dos que si causaron muertos y heridos.
Uno de los bombardeos fue contra la casa donde vivía un profesor de la Universidad Islámica y miembro del Movimiento islamista Hamás.
Según vecinos, aviones F16 israelíes lanzaron al menos una bomba contra la casa del profesor, destruyendo por completo el edificio de dos pisos.
El portavoz del hospital de Shifa, Jom'a Al Saqa, informó de que el centro recibió hoy el cuerpo de una persona cuya cara no se podía reconocer, así como ocho heridos, uno de ellos graves, entre los que hay un niño de 8 meses.
Según fuentes militares israelíes, en ese edificio se fabricaban misiles kasam que luego son lanzados contra Israel.

El pasado miércoles, la aviación israelí bombardeó la casa de otro profesor de la Universidad Islámica, matándolo a él, a su mujer y a sus siete hijos.
En otro incidente, un joven de 18 años murió hoy al ser alcanzado directamente por un misil lanzado desde un helicóptero en la localidad de Dier Al Balah; según el Ejército israelí el joven estaba en un terreno desde donde se disparan kasam.
Ayer, el Ejército israelí bombardeó de madrugada las oficinas de cinco diputados de Hamás en el norte de la franja de Gaza, pero esta operación no causó víctimas.
Ese mismo día el Ejército se replegó del centro y centro-sur de la franja, y ahora permanece únicamente cerca de la frontera con Egipto para evitar que el soldado cautivo, Guilad Shalit, sea sacado de la franja.
En esa frontera se ha creado una nueva situación de emergencia, debido al cierre del paso que ha obligado a algunas personas a esperar durante días, y ayer militantes palestinos volaron uno de los muros de frontera por el que centenares de palestino pudieron entrar después a Gaza.
El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, habló hoy por teléfono con la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, para tratar de las operaciones israelíes contra la franja de Gaza y el Líbano, así como de la situación humanitaria en Gaza y en la frontera con Egipto.
Mientras tanto, el Comité de Seguimiento de las Facciones Palestinas apeló hoy sábado a las naciones árabes a comenzar a negociar con Israel para canjear los tres soldados cautivos por presos palestinos y libaneses en cárceles israelíes.
La captura del soldado israelí por grupos palestinos, y la de dos militares por la guerrilla chíi Hizbulá, es lo que ha dado lugar a las operaciones de Israel contra Gaza y Líbano.
El Ejército israelí, según indicaron hoy fuentes de sus servicios de inteligencia bajo condición de anonimato, estiman que entre los objetivos de la operación de Hizbulá de captura de los soldados estaba reducir la presión de Israel sobre Gaza.