Internacionales

Aumenta tensión en Oriente Medio

La guerrilla libanesa de Hezbolá secuestro a dos soldados israelíes y mató a otros siete, desatando una ofensiva militar por parte de Israel, que ha iniciado ataques por tierra, mar y aire para rescatar a sus militares. Mientras tanto, la ONU y la UE han condenado las acciones de Hezbolá y piden a Líbano la liberación “inmediata” de los soldados.

La crisis de Medio Oriente se recrudece. Israel ha iniciado un ataque al norte del Líbano, como respuesta a la captura de dos soldados hebreos, secuestrados hoy por la guerrilla libanesa de Hezbolá. En estos momentos milicias de Hezbolá mantienen fuertes enfrentamientos con el Ejército israelí, mientras la Fuerza Aérea hebrea ha bombardeado en las últimas horas unos 30 blancos en territorio libanés.
Además de la captura de los soldados, Hezbolá, también mató a siete militares hebreos en varios ataques a lo largo de la jornada, en la zona fronteriza con Israel, y en una explosión de un tanque en el territorio del sur de Líbano, según informes preliminares de fuentes de seguridad israelíes.
Cuatro de las muertes se registraron tras la explosión de un tanque israelí que al entrar en el Líbano activó una mina colocada por los milicianos libaneses. Las fuentes militares dijeron que desde 2000, cuando Israel se retiró del sur del Líbano, la zona fronteriza ha estado en poder de Hezbolá, y han sembrado minas y explosivos de gran potencia en previsión de una incursión israelí.
Los otros tres soldados perdieron la vida en un ataque con cohetes Katyusha y proyectiles de mortero contra dos patrullas de todoterrenos Hummers que circulaban esta mañana por el sendero fronterizo con el Líbano. En ese mismo ataque, en el que también participaron milicianos con armas automáticas, los guerrilleros de Hezbolá capturaron a los dos soldados israelíes, a los que tienen cautivos en alguna parte del Líbano.
Tras conocerse la noticia de la captura de los soldados israelíes, los habitantes de los suburbios del sur de Beirut, de mayoría chií, y de varias regiones meridionales dispararon salvas al aire y repartieron dulces a los transeúntes para mostrar su alegría.
Respuesta israelí
Entre los blancos atacados por Israel como respuesta al asesinato y captura de sus soldados, hay varios puentes y una central eléctrica, mientras los cazabombarderos sobrevuelan la capital, Beirut, según las fuentes militares. Los aviones israelíes también han bombardeado posiciones de Hezbolá al sur de la ciudad de Sidón. Por tierra, un número indeterminado de blindados ha entrado en territorio libanés para tratar de impedir la fuga del comando que secuestró a los dos soldados.
Además, una unidad terrestre del Ejercito de Israel penetró en territorio libanés en busca de los soldados, mientras que la artillería israelí mantiene los ataques en áreas del sur libanés, causando la muerte a dos personas y heridas a otras cinco, además de destruir un depósito de armas en Rachadiyeh, en la ciudad sureña de Tiro.
Hezbolá afirmó en su cadena de televisión "Al Manar" que ha logrado repeler la incursión israelí e incluso destruir un tanque "Merkava" del ejército hebreo. La emisora aseguró que los soldados israelíes que entraron en territorio libanés cuentan con el apoyo de blindados, mientras que la Marina israelí también ha intensificado sus patrullas en las aguas del norte de Israel colindantes con el Líbano.
Reunión de urgencia

Tras el recrudecimiento de la crisis y el ataque israelí en Líbano, la Liga Arabe ha emprendido una serie de consultas con todos sus miembros para convocar una Cumbre urgente sobre la situación en la frontera del Líbano e Israel. Según fuentes de la Liga, todos los embajadores árabes se reunirán mañana, a petición del gobierno libanés, "para adoptar una postura árabe unida" ante la situación.
"El secretario general de la Liga Arabe, Amro Musa, ha recibido una petición urgente del gobierno libanés para una reunión de emergencia destinada a debatir la situación creada en la frontera israelí-libanesa", dijeron fuentes diplomáticas árabes.
Por otra parte, los Hermanos Musulmanes egipcios emitieron un comunicado en el que alaban la acción de Hezbolá de capturar dos soldados israelíes: "Hezbolá, con sus limitadas capacidades, si se compara con los ejércitos regulares, consiguieron lo que varios gobiernos árabes no han podido en el pasado", señala el comunicado del primer grupo egipcio de la oposición.
"Si los sionistas (Israel) tienen interés en preservar la vida de sus prisioneros, como dicen, entonces deberían tomar la iniciativa de liberar a los miles de palestinos que retienen presos, en especial las mujeres, los niños, los diputados y los ministros" palestinos, concluye el comunicado.
Condena internacional
Por su parte, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, condenó hoy "sin reservas" en Roma los ataques ocurridos en Líbano, y pidió la liberación inmediata de los soldados israelíes capturados.
El secretario de Naciones Unidas hizo estas manifestaciones tras la entrevista que hoy mantuvo en Roma con el primer ministro, Romano Prodi. Annan dijo sentirse "muy preocupado" por los últimos sucesos ocurridos en Oriente Medio y expresó su pésame a todos los familiares "que han vivido situaciones dramáticas" similares.
Los líderes de la Unión Europea (UE) también mostraron hoy su preocupación por el recrudecimiento de la crisis en Medio Oriente. La UE dijo estar "alarmada" ante el deterioro de la situación en la frontera entre Israel y el Líbano, y pidió "contención" a todas las partes.
La presidencia de turno finlandesa de la UE exigió en una nota la liberación "inmediata y sin condiciones" de los dos soldados y el cese de todos los ataques contra Israel, y llamó a todos los países de la región a "actuar de forma responsable y a hacer todo lo posible por calmar la situación".
"El Gobierno libanés también tiene la responsabilidad de impedir que la situación se deteriore", según la UE, que apeló a Beirut a "restablecer su soberanía" sobre todo el territorio del Líbano.