Internacionales

Cuba augura nueva agresión de EU

* Bush aprobó el lunes nuevos fondos millonarios para "dar poder a los cubanos para que se preparen para el cambio"

LA HABANA /AFP -El plan aprobado por Washington para acelerar la transición política en Cuba fue interpretado por La Habana como una "amenaza de agresión", que prevé enfrentar con el proceso de renovación del Partido Comunista como garante de la revolución en una etapa post Fidel Castro.
Bajo el título "Un anexo oculto que respalda al terrorismo", el diario oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC) afirmó que "todo en el documento refleja la voluntad de realizar, tarde o temprano, la anexión de la isla de Cuba" a Estados Unidos.
El presidente George W. Bush aprobó el lunes las recomendaciones del segundo informe de la Comisión de Asistencia a una Cuba Libre, que incluyen nuevos fondos por 80 millones de dólares en 2007 y 2008 para "romper el bloqueo informativo" en la isla y "dar poder a los cubanos para que se preparen para el cambio".
Los nuevos recursos se sumarían a los 35 millones de dólares destinados en el año fiscal 2007 a las anticastristas Radio y TV Martí, así como a los ocho millones para el programa de Cuba de la Agencia para el Desarrollo (USAID), y fondos adicionales por 20 millones de dólares anuales para la oposición cubana.
"Verdadero regalo a los que en Miami predican el terror y la anexión (...). Se sugiere abiertamente ampliar el uso de mercenarios reclutados, orientados y financiados por la SINA (Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana)", añadió el diario oficial.
Un sector de la oposición interna, consultada por la AFP, rechazó esa ayuda millonaria porque consideran que le daría más argumentos al gobierno cubano, que los acusa de "mercenarios al servicio de Estados Unidos".
"Es otro ejemplo de las expresiones o iniciativas de Washington respecto a Cuba que tienen un efecto más bien contraproducente y llevan 'agua al molino' del régimen totalitario que impera en Cuba", dijo el opositor Elizardo Sánchez.
En un comunicado oficial, el gobierno afirmó que el plan de la Administración de Bush es "prepotente", "bochornoso" y "violatorio" del derecho internacional.
"Estamos ante una verdadera amenaza de agresión", expresó el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, quien afirmó que un "anexo secreto" del plan podría ir desde una conspiración contra Castro hasta una agresión militar.
Para el vicecanciller Bruno Rodríguez, Washington prevé internacionalizar el problema cubano para justificar una agresión, pues el informe acusa al gobierno de Castro de usar dinero suministrado por el presidente venezolano Hugo Chávez para subvertir a gobiernos democráticos de América Latina.
El vicepresidente venezolano José Vicente Rangel afirmó este martes que el plan confirma que la política estadounidense tiene una "deplorable incapacidad para renovarse".
"De paso, por cierto, contiene varias alusiones contra Venezuela y el presidente Hugo Chávez. Lo que confirma la obsesión que el gobierno de Bush tiene con nuestro país", indicó Rangel.
La difusión del informe coincide con un proceso que echó a andar el gobierno de Cuba cuando el 1 de julio el Comité Central del PCC renovó altos cuadros de la dirigencia.
"Es preciso que el Partido se fortalezca como nunca (...) dado el decisivo papel que le corresponde en esta batalla", dijo Castro en esa sesión plenaria en la que se eligió el Secretariado, estructura que había desaparecido en 1991.
Hace tres semanas, Raúl Castro, sucesor designado de Fidel Castro, aseguró ante el alto mando militar de la isla que el único "digno heredero" del líder será el PCC, dejando entrever un futuro gobierno colectivo.