Internacionales

Derrumbe en Manhattan

La Casa Blanca dijo que el derrumbe no se debe a un acto terrorista.

Un edificio de cuatro plantas localizado en el noreste de Manhattan, en la zona conocida como el Upper East Side, se desplomó esta mañana, sin que se conozca por el momento si existen víctimas mortales. La Casa Blanca informó que el derrumbe del edificio no fue a consecuencia de un acto terrorista.
Dotaciones de la policía y de los bomberos se han desplazado al lugar del incidente para comenzar las tareas de desescombro, si bien el fuego que se ha desatado tras el derrumbe dificulta estas tareas.
El edificio, ocupado por varias consultas médicas y un salón de belleza, según varios testigos, está localizado en la calle 62, entre Madison y Park Avenue, en una zona residencial considerada entre las más lujosas de Manhattan.
Medios locales han informado de que el edificio se vino abajo hacia las 8.30 hora local (7.30 en Nicaragua), y algunas especulaciones apuntan a que hubo una explosión fortuita previa, lo que podría haber originado el fuego posterior.
Las primeras informaciones apuntan a que dos mujeres que se encontraban cerca del edificio resultaron heridas por el desplome, y habían sido trasladadas a un centro hospitalario.
La Casa Blanca aseguró que el derrumbe no fue consecuencia de un acto terrorista: "hasta donde sabemos en este momento, no hay una conexión terrorista", dijo Tony Sonw, el portavoz de la Casa Blanca.
Antes de derrumbarse, el edificio y varios otros colindantes fueron evacuados. En principio no se sabe con certeza los motivos del derrumbamiento ni tampoco si hay heridos. No obstante, la cadena de televisión CNN informó de que puede haber varias personas atrapadas entre los escombros del inmueble.
Según algunos testigos citados por medios locales, antes del derrumbamiento se escuchó una explosión y posteriormente se desató un incendio.