Internacionales

Calderón enfrenta serio desafío

* Retos incluyen lograr el gobierno de coalición que prometió y superar la impugnación que impulsa su rival

El vencedor de las elecciones presidenciales de México, el conservador Felipe Calderón, enfrenta fuertes desafíos, que incluyen lograr el gobierno de coalición que prometió y superar la impugnación que impulsa su rival izquierdista Andrés Manuel López Obrador, tras una ajustada votación.
"Iniciaré a la brevedad posible un diálogo con todas las fuerzas políticas con el propósito de definir un programa de gobierno común que responda al interés de la mayoría de los mexicanos", dijo Calderón --de 43 años, presentado por el oficialista Partido Acción Nacional de México (PAN)--, que ganó por 0,58 puntos porcentuales de ventaja sobre López Obrador.
El político de izquierda, de 52 años, ex alcalde de la Ciudad de México, ha dicho que prepara un expediente para llevar al Tribunal Federal Electoral (Trife), con el que demostrará una serie de "irregularidades" registradas en el proceso que, a su juicio, careció además de "transparencia".
El candidato de la coalición "Por el Bien de Todos" convocó ya a una "asamblea informativa" el sábado en el Zócalo (plaza central) de la Ciudad de México --que gobernó de 2000 a 2005--, escenario con capacidad para 160,000 personas y que ha abarrotado en más de una ocasión.
"Este país no avanza con proceso electorales, avanza con movilizaciones sociales", ha dicho en el pasado López Obrador.
El "comité" de la coalición izquierdista creado para "defender el triunfo" de López Obrador aseguró el viernes que iniciarán "un movimiento nacional" pero "pacífico" para hacer "respetar el sufragio".
López Obrador insiste en que es necesario un recuento de los votos uno a uno, pero hacerlo sin una justificación legal supondría según la autoridad electoral la anulación de los comicios, en los que votaron 41.7 millones de personas, más de 58.8% de los empadronados.
Calderón logró 35.89% de los votos contra 35.31% de su rival. El PAN se colocó también como la primera fuerza política en la futura Cámara de Diputados. Con el 33.39% de los sufragios (frente al 28.99% del PRD, el partido de López Obrador, y el 28.21 del PRI) tendrá una mayoría relativa.
El PAN necesitará a otras fuerzas políticas para poder aprobar sus propuestas, por lo que Calderón se ha manifestado dispuesto a buscar el apoyo de otros partidos integrando un gabinete de coalición.
"No estamos muy lejos de la mayoría, es posible construirla", dijo el vencedor de los comicios, quien cifró en 208 el número de diputados que corresponden a su partido (sobre 500), aunque será el domingo cuando se conozca la cifra oficial. "Si sólo puedo lograr el apoyo de 43 diputados, con eso será suficiente", señaló.
Aunque el equipo de campaña de López Obrador pidió a los gobiernos extranjeros que, dado que Calderón todavía no ha sido nombrado como presidente electo por el Tribunal Federal Electoral, se abstengan de felicitar al postulante oficialista, algo que según el PRD sería "ilegal" y una "acción injerencista", los mensajes comenzaron a llegar.