Internacionales

Izquierda mexicana anuncia protestas

El equipo de campaña del izquierdista Andrés Manuel López Obrador aseguró este viernes que se manifestarán de manera pacífica en todo el país para exigir el conteo voto por voto de la elección presidencial del pasado domingo

"No haremos nada que afecte el Estado de derecho. Las expresiones, manifestaciones, están amparadas en la Constitución, en nuestra libertad de expresión", dijo en rueda de prensa Ricardo Monreal, miembro del equipo de campaña de López Obrador.
La coalición Por el bien de todos, que encabeza el Partido de la Revolución Democrática (PRD), prepara la impugnación de la elección presidencial del pasado domingo que le dio el triunfo a Felipe Calderón, del Partido Acción Nacional (PAN, gobierno) por 0,58% sobre López Obrador.
Alberto Anaya, líder del Partido del Trabajo que formó parte de la coalición de izquierda Por el bien de todos, aseguró que estas movilizaciones, que se inician este sábado en la Ciudad de México, serán a nivel nacional.
"Vamos a iniciar un movimiento nacional el sábado en el Zócalo (plaza central) pero que indudablemente tendrá que extenderse a todo el país para que se luche por el respeto al sufragio", dijo Monreal.
En la querella ante el Tribunal Federal Electoral (Trife) se denunciará al presidente Vicente Fox por "su falta de imparcialidad" durante el proceso, adelantó Monreal, uno de los que prepara la impugnación que debe ser presentada en los próximos tres días.
Fox "es el principal responsable de esta elección de Estado (...) él y su gobierno violaron la equidad, violaron la imparcialidad y violaron la objetividad", y por ello será incluido en la impugnación que López Obrador, dijo en conferencia Monreal.
El equipo de campaña de López Obrador aseguró que cuentan con pruebas de que "50.000 casillas" hubo actas electorales "alteradas", pero aseguraron que no pedirán la nulidad de los comicios sino el conteo voto por voto.
Petición al mundo
El equipo de campaña exhortó a los gobiernos extranjeros a no reconocer a Felipe Calderón como ganador de la elección presidencial del pasado domingo porque eso sería una "acción injerencista".
"Si hacen esto (reconocer que Calderón ganó) sería ilegal, y sería una acción injerencista en nuestro sistema jurídico mexicano", dijo en rueda de prensa Ricardo Monreal, del equipo de campaña de López Obrador y miembro de una comisión de la izquierda que prepara un recurso legar contra la elección.
"No hay ningún presidente electo, ni siquiera hay un cómputo oficial" de las elecciones, añadió Monreal al precisar que "la única autoridad" facultada para declarar a un ganador de la elección presidencial del domingo es el Tribunal Federal Electoral (Trife).
La coalición Por el bien de todos presentará en los próximos días un recurso para que el Trife autorice un nuevo conteo de la elección voto por voto en los más de 130,000 puestos electorales.
Hasta el momento, dijo Monreal, los gobiernos extranjeros han "actuado prudentemente" al no enviar felicitaciones o hacer declaraciones de reconocimiento para Calderón.
The New York Times defiende recuento
El diario estadounidense The New York Times publicó este viernes un editorial sobre las elecciones presidenciales mexicanas en el que afirmó que un recuento de todos los votos permitiría al ganador gobernar “más efectivamente” tras los ajustados resultados.
El diario estadounidense recuerda que el Tribunal Federal Electoral (Trife) podría ordenar una medida semejante y, entre tanto, aconseja al perdedor oficial, el candidato de izquierda Andrés Manuel López Obrador, que no incite "protestas masivas" que podrían "dañar la estabilidad de México".
Al mismo tiempo, dice que el ganador, el conservador Felipe Calderón, "no debiera oponerse a un recuento". "Si el resultado le favorece, podría gobernar más efectivamente", concluye el editorial.
Tras la comunicación de los resultados por el Instituto Federal Electoral, la balanza definitiva de la elección se encuentra en manos del Trife, que deberá decidir de aquí al 6 de septiembre si declara presidente a Calderón o acepta la impugnación de las elecciones que anunció López Obrador.