Internacionales

Nuevo plan para bombardear Nueva York

El FBI descubre un plan para atacar nuevamente la Gran Manzana, que era preparado por Al-Qaeda y estaba dirigido a los túneles de acceso a Manhattan. El FBI ha detenido en Beirut, Líbano, al presunto terrorista a cuyo cargo estaba la organización del plan.

Las autoridades estadounidenses incrementaron hoy su vigilancia en uno de los túneles de acceso a Manhattan después de descubrir un plan terrorista para inundarlo, según confirmó la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) una noticia adelantada por varios medios de comunicación estadounidenses.
El diario The Daily News, que cita fuentes antiterroristas que no identifica, sostuvo que hay un sospechoso detenido por este caso, identificado como Amir Andalousli, arrestado en Beirut, y que el plan comprendía el uso de explosivos para inundar el túnel Holland, que cruza bajo el río Hudson desde Nueva Jersey a Manhattan.
La cadena de televisión CNN indicó que las autoridades estatales y federales aumentaron hoy su presencia en los accesos del túnel. Según The Daily News, ni la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) ni el Departamento de Policía de Nueva York han hecho comentarios sobre la investigación, "que se ha mantenido en secreto durante varios meses".
"Los conspiradores querían detonar una cantidad enorme de explosivos dentro del túnel Holland para abrir un agujero que hubiese destruido el túnel y a todas las personas que estuviesen en él, enviando una devastadora inundación a las calles del bajo Manhattan", según el diario.
Según el rotativo neoyorquino, la idea era inundar el distrito financiero de Nueva York como hizo el huracán "Katrina" con la ciudad de Nueva Orleans el año pasado, y atacar el metro y otros túneles.
El túnel Holland, inaugurado en 1927, tiene cerca de dos kilómetros y medio de longitud y transcurre bajo aguas que tienen unos doce metros de profundidad. Cada día miles de vehículos transitan por ese acceso al centro de la ciudad de Nueva York.