Internacionales

Saca acusa al FMLN de muerte de policías


SAN SALVADOR / AFP
El gobierno derechista de El Salvador y la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) se acusaron mutuamente por los incidentes que dejaron el miércoles dos muertos y 10 heridos en la Policía, mientras la Procuraduría demandó “calmar los ánimos”.
El primero en pronunciarse sobre los incidentes fue el presidente Elías Antonio Saca, quien tras deplorar la muerte de los dos policías dijo que “el FMLN está detrás de estas acciones y lo acuso formalmente”.
El incidente en el que perdieron la vida a balazos los policías, fue protagonizado por unos 200 estudiantes de secundaria y de la estatal Universidad de El Salvador, que protestaban por el alza en el precio del pasaje de autobuses y contra el alto costo de vida en general.
Durante una cadena radiotelevisada la noche del miércoles, el mandatario insistió que los incidentes fueron “protagonizados por grupos violentos afines a la izquierda radical”, a quienes acusó de hacer “recordar aquellos años de dolor y de sangre a los que la inmensa mayoría, no queremos volver”.
Por su parte, el directorio del FMLN, tras demandar “una investigación profesional y científica”, aseguró este jueves que la inconformidad por el incremento al pasaje de los autobuses es la que provocó la salida de los manifestantes.
“Nosotros vemos que hay todo un esfuerzo de aprovecharse de esta situación por parte del gobierno para que rápidamente la opinión pública se desentienda de temas que son gravísimos, que están pasando en el país y que tienen que ver con su política cerrada en cuanto al incremento de la electricidad, el transporte público”, declaró el portavoz del FMLN, Sigfrido Reyes.
El FMLN demandó al gobierno que “no se den declaraciones irresponsables, en las que el partido de la derecha (en el gobierno) busca sacar un provecho política de una situación en la cual han habido muertos y heridos y responsabilidades que deducir”.
Como saldo final de los incidentes, Saca dijo que dos agentes policiales murieron y diez más resultaron heridos a balazos por los supuestos estudiantes.
En el marco de los incidentes, también resultó herido Herbert Rivas, uno de los administradores financieros de la UES que fue alcanzado por un disparo cuando se encontraba en la rectoría. La Policía reportó un total de 31 detenidos.
Con base a las imágenes de la Televisión y fotos de los diarios, la Policía Nacional Civil (PNC) identificó al joven que habría disparado como José Mario Belloso, quien se encuentra prófugo. La noche del miércoles la PNC detuvo a Luis Herrador, de 37 años, quien según lo demuestran las imágenes de televisión acompañaba a Belloso en el momento que disparaba.
A pesar que el ministro de Gobernación, René Figueroa, adelantó que el gobierno denunciará al FMLN ante la ONU y la Organización de Estados Americanos (OEA) por “romper” los acuerdos de paz que finalizaron la guerra civil de doce años en 1992, Saca se abstuvo en su cadena de radio de hablar sobre ese punto.
Por su parte, la procuradora para la defensa de los Derechos Humanos, Beatrice Alamanni, llamó a “calmar los ánimos” y anunció que emitirá un pronunciamiento en las próximas horas. Alamanni pidió además a la sociedad civil “crecer en su capacidad de pensamiento y exigir al Estado y la estructura política del país que le resuelvan sus problemas”. En tanto, con el respaldo de la Fiscalía, la noche del miércoles la Policía allanó el campus de la UES, en la búsqueda de un fusil M-16 con el que se habría disparado a los policías.