Internacionales

Se recrudece ofensiva en la franja de Gaza

* Hamas amenaza con ataques en Israel si ofensiva antipalestina no cesa

RAFAH, Franja de Gaza /AFP -El Ejército israelí mató el domingo a tres palestinos armados cuando se dirigían hacia un puesto militar cerca del aeropuerto de Dahaniya, en el sur de la franja de Gaza, anunció una portavoz del Ejército israelí.
Las "fuerzas (israelíes) en el sur de la franja de Gaza identificaron e hicieron fuego contra tres hombres armados que se aproximaban en una actitud sospechosa", dijo la portavoz. Los tres murieron por los disparos israelíes y "dos de sus cuerpos fueron más tarde encontrados ceñidos con cinturones de explosivo", agregó.
En tanto, las brigadas Ezzedin Al Qassam, brazo armado de Hamas, amenazaron el domingo con responder a los ataques perpetrados por Israel en la franja de Gaza, horas después de que la aviación del Estado hebreo bombardeara la oficina del primer ministro palestino, Ismail Haniyeh.
"Si las agresiones y el terrorismo contra el pueblo palestino por parte de la ocupación tiránica de Israel continúan en medio del silencio de la comunidad internacional, la región se hundirá en un mar de sangre", advirtió el grupo en un comunicado.
Atacarán colegios y edificios públicos israelíes
Estas brigadas, que no han perpetrado un atentado contra objetivos israelíes desde hace más de un año, amenazaron concretamente con atacar colegios, edificios públicos o plantas de electricidad si no cesa la ofensiva del Estado hebreo contra infraestructuras y edificios públicos en Gaza, destinada a liberar al soldado Guilad Shalit, capturado el 25 de junio.
Pero el primer ministro israelí, Ehud Olmert, considera al movimiento islámico Hamas, que controla el gobierno palestino, responsable de este secuestro y subrayó que hará "todo" lo que esté en su mano para liberar al militar.
"Di a las fuerzas de seguridad y al Ejército la orden de actuar con toda su fuerza para perseguir a los terroristas, sus ideólogos y quienes les protegen. Haremos todo, y digo todo, para liberar al soldado. Lo repito: Nadie estará a salvo", subrayó Olmert.
Al respecto, las brigadas Ezzedin Al Qassam, que reivindicaron este secuestro junto a otros dos grupos armados, subrayaron que Israel no ha entendido todavía "que su actitud de superioridad y arrogancia hacia el pueblo palestino no cambiará el destino del militar israelí".
Hasta ahora las mediaciones realizadas por el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, y el gobierno egipcio, para la liberación de este militar, un joven de 19 años llamado Gilad Shalit, no han dado frutos.
"Los esfuerzos continúan, pero por ahora son vanos. Estamos entrando en un callejón sin salida", declaró a la prensa el portavoz de la presidencia palestina, Nabil Abu Rudeina.
Los tres grupos armados palestinos exigen la liberación de "1,000 presos de diferentes nacionalidades" sin prometer a cambio el fin del secuestro del soldado israelí.
Sin embargo, el Estado hebreo no está dispuesto a negociar "con terroristas".
"No tenemos ninguna intención de ceder al chantaje. Ser débil ante el terrorismo hoy estimulará nuevas acciones en el futuro", recordó Olmert.
Según Abu Rudeina, las próximas horas serán cruciales, y la búsqueda de una solución pacífica "es responsabilidad de todos", ya que Gaza "no puede entrar en una guerra sin fin".
En este contexto, el jefe de los servicios de seguridad interior israelí, el Shin Beth, Yuval Diskin, advirtió el domingo de que la crisis provocada por este secuestro puede durar varios meses.
"Hay que armarse de paciencia porque no hay una solución milagrosa, y esta situación puede durar meses", advirtió.
Después de haber bombardeado el jueves el Ministerio de Interior en Gaza, el Ejército israelí lanzó un misil el domingo, al alba, contra la oficina de Haniyeh, en un ataque en el que no hubo que lamentar víctimas.
"Destruir las instituciones palestinas, tener por objetivo una central eléctrica o la oficina del primer ministro son actos verdaderamente criminales", aseguró Abas el domingo tras visitar al jefe de gobierno.
El pasado jueves, 64 responsables de Hamas en Cisjordania, entre ellos ministros, diputados y alcaldes fueron detenidos por Israel.
“Seguiremos atacando a Hamas”
"Hemos atacado a Hamas y seguiremos atacando todas las instituciones vinculadas a Hamas", indicaron miembros del gobierno israelí, dando a entender que Haniyeh sigue siendo un blanco.
Desde el inicio de la segunda Intifada palestina, en septiembre de 2000, Israel ha asesinado a varios dirigentes de Hamas, incluyendo su emblemático líder espiritual, el jeque Ahmed Yassin, y a su sucesor, Abdelaziz Rantissi.
En palabras del enviado de la ONU a Oriente Medio, Álvaro del Soto, las "instituciones palestinas deben ser preservadas y el gobierno tiene que seguir funcionando".
El responsable pidió a Israel que dé muestras de "mesura, respete las leyes de la guerra y la proporcionalidad" en sus ataques.
El domingo por la noche, los habitantes de la franja, cada día más castigados por la miseria, se preparan para una invasión que consideran inmediata e inevitable.
Sólo en dos días, el Ejército israelí llevó a cabo más de 40 ataques aéreos en los que lanzó 1,200 obuses de artillería, y otros cientos más desde sus barcos, en dirección de la franja de Gaza, dentro su operación militar "Lluvias de Verano", según el diario israelí Maariv del domingo.
Un impresionante dispositivo de tanques y tropas aguarda en la frontera con Gaza la orden de comenzar a adentrarse en la franja.