Internacionales

Violencia vuelve a estremecer Bagdad

* Grupo desconocido reivindica atentado, mientras Osama Bin Laden difunde mensaje denunciando genocidio contra sunitas

BAGDAD /AFP
Por lo menos 66 personas murieron y un centenar resultaron heridas en un atentado con coche bomba este sábado en un mercado de Ciudad Sadr, un barrio chiíta de Bagdad, mientras que un diputado sunita fue secuestrado junto con siete de sus guardias.
Osama Bin Laden declaró, en un mensaje de audio atribuido al jefe de Al Qaida y publicado en Internet este sábado, el segundo en dos días, que los sunitas en Irak eran víctimas de un "genocidio".
Estos actos de violencia interconfesional coinciden con la llegada del primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki, a Arabia Saudita, primera etapa de una gira que lo llevará a los Emiratos Árabes Unidos y a Kuwait en busca de apoyo para un plan que busca integrar en el proceso político a los sunitas radicales.
Un grupo hasta ahora desconocido, "los partisanos de la comunidad sunita", reivindicaron el atentado en un comunicado difundido en una página de Internet comúnmente utilizada por grupos insurgentes sunitas, pero también por grupos ligados a Al Qaida.
"El balance total es de 66 mártires y 98 heridos, y algunos heridos siguen siendo admitidos en los hospitales", declaró el viceministro de Salud, Sabah al-Hussaini, a la televisión pública Iraquí.
La explosión tuvo lugar alrededor de las 10H00 (06H00 GMT) en el mercado Al Ula de Ciudad Sadr.
Según testigos, este ataque fue llevado a cabo mediante una camioneta cargada con productos explosivos que había sido estacionada a sólo diez metros del mercado de legumbres, frutas y otros productos.
Algunos testigos en el lugar dijeron que la camioneta era conducida por un kamikaze. Pero las fuentes de seguridad dan la prioridad a la tesis del coche bomba estacionado cerca de la entrada del mercado.
Al menos 20 automóviles fueron destruidos por la explosión y numerosas ambulancias y vehículos de bomberos se encontraban en el lugar dos horas después del atentado.
Las fachadas de numerosos edificios alrededor del mercado fueron destrozadas y los trozos de vidrio se mezclaban con los charcos de sangre mientras los coches particulares continuaban evacuando a los heridos.
La mayoría de las víctimas fue enviada hacia el hospital Imam Ali, el principal nosocomio del gran barrio chiíta.
Según fuentes de la seguridad, el ataque tomó como blanco a una patrulla policial, pero muchas de las víctimas son civiles.
El barrio de Ciudad Sadr, un bastión de los milicianos leales al líder radical chiíta Moqtada Sadr, ha sido atacado en varias oportunidades por insurgentes árabes sunitas mientras prosigue la violencia religiosa.

La deflagración lanzó una columna de humo blanco en el cielo en el noreste de la capital, donde un dispositivo de seguridad fue instaurado desde el 14 de junio con participación de más de 50,000 policías y soldados iraquíes, así como militares norteamericanos.
El jefe de la red terrorista Al Qaida, Osama Bin Laden, había lanzado el viernes nuevas amenazas.
La yihad ("guerra santa") continuará pese a la muerte del líder de Al Qaida en Irak, Abu Musab Al Zarqaui, afirmó Bin Laden, quien además exigió al presidente de Estados Unidos que entregase el cuerpo a su familia, en una grabación difundida el viernes.
"Continuaremos nuestro combate contra ustedes en todas partes (en el mundo), en Irak, Afganistán, Somalia y Sudán", agregó.
El viernes, los principales grupos armados iraquíes también rechazaron, según un líder sunita, el proyecto de reconciliación nacional del primer ministro, Nuri Al Maliki, porque no prevé un calendario de retirada de las tropas extranjeras.
Por otra parte, la diputada sunita Taysir Najah Awad al Machhadani fue secuestrada por hombres armados el sábado en Bagdad junto con ocho miembros de su escolta, dijeron fuentes políticas y de seguridad.
Este secuestro sin precedentes tuvo lugar en el barrio Chaad, en el norte de la capital, indicó un responsable sunita que pidió el anonimato.
"La diputada Taysir Najah Awad al Machhadani, del Frente Nacional de la Concordia, fue secuestrada en el barrio Chaab por hombres armados, junto con ocho de sus guardias", declaró el responsable.
El Frente Nacional de la Concordia es el principal bloque parlamentario de los árabes sunitas y es representado por 44 diputados en el Parlamento, que tiene un total de 275 escaños.
En otro ataque, tres comandos de la Policía murieron y dos fueron heridos en la explosión de una bomba en Bagdad Yadida, en el este de la capital, indicó otra fuente de la seguridad.
En el sur de la capital, en Dura, los habitantes, alertados por un olor fétido, descubrieron una tumba colectiva en una casa en construcción.
"Seis cadáveres en estado de descomposición fueron sacados de la casa deshabitada", declaró esta fuente, que no pudo indicar la identidad de las personas enterradas.