Internacionales

350 proyectiles contra Gaza

En un comunicado publicado en la prensa local, las milicias palestinas piden a Israel la liberación de 1 mil presos palestinos a cambio de información sobre el soldado israelí capturado. La captura de este soldado desató la actual ofensiva militar israelí sobre Gaza.

El Ejército de Israel disparó anoche y la madrugada de hoy unos 350 proyectiles de artillería contra la franja de Gaza y bombardeó siete carreteras, informaron fuentes militares. Mientras, las milicias que mantienen cautivo al soldado Guilad Shalit exigieron la liberación de presos palestinos a cambio de información sobre el soldado israelí.
Las fuentes militares señalaron que los proyectiles fueron lanzados contra zonas deshabitadas desde las que las milicias palestinas suelen lanzar sus cohetes Al Kasam contra el territorio de Israel, la mayoría en el norte de Gaza.
Asimismo, y según el parte militar diario, la Fuerza Aérea bombardeó siete carreteras para impedir que los milicianos que tienen cautivo al soldado Guilad Shalit puedan trasladarlo de una parte a otra dentro de Gaza.
Por su parte, las milicias palestinas dispararon la pasada noche un proyectil de mortero contra el sur de Israel. A última hora del viernes, la Fuerza Aérea israelí atacó varias bases de entrenamientos empleadas por las milicias.
Mientras tanto, las tres milicias palestinas que tienen en cautividad al soldado israelí exigen la liberación de 1 mil presos palestinos a cambio de información sobre él, así como que las fuerzas del Ejército se retiren de la franja de Gaza.
En un comunicado a los medios de prensa bajo el título de "Declaración militar Número 2", los milicianos aseguran pedir "demandas justas e humanitarias", y reiteran la de que Israel deje en libertad a las mujeres y menores de edad presos en sus cárceles, presentada hace cinco días.
En esta nueva declaración, fijan en 1 mil el número de presos árabes, palestinos y musulmanes que han de ser liberados por Israel. Hasta ahora, el gobierno del primer ministro israelí, Ehud Olmert, ha preferido la opción militar para tratar de forzar la liberación del soldado, aunque sin éxito.
El miércoles Israel lanzó una operación en la franja de Gaza en la que ha ocupado la parte sur de la banda, y ha atacado por tierra, mar y aire distintos objetivos estratégicos, como plantas de electricidad, campos de entrenamiento de las distintas milicias, oficinas de representantes gubernamentales de Hamás y vehículos de milicianos que se dirigían al norte para lanzar cohetes Al Kasam.
El nuevo comunicado afirma que "la escalada militar y la arrogancia del enemigo serán los responsables de trágicas consecuencias". Shalit fue capturado por el brazo armado del movimiento islámico Hamás, los Batallones Azedín Al Kasem, por los Comités Populares de Resistencia y por el Ejército Islámico, desconocido hasta el domingo. En el anterior comunicado, las tres milicias habían pedido únicamente la liberación de mujeres y niños palestinos.