Internacionales

Armas rusas enfrentan a Bush y a Chávez


CARACAS / AFP
El gobierno venezolano enfatizó ayer sábado que “es un hecho” la adquisición de armamento a Rusia y consideró como “prepotente” la inquietud expresada por Washington a ese respecto.
“Se trata de una demostración más de la reiterada prepotencia con que actúa el gobierno de (George W.) Bush en su política exterior”, dijo el ministro de Comunicación, William Lara, al comentar las declaraciones del portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Sean McCormack.
El Departamento de Estado expresó este viernes su preocupación por la anunciada compra de parte de Venezuela de aviones rusos Sukhoi 30, además de 100,000 fusiles de asalto AK-130 y la futura construcción de una usina para fabricarlos.
Lara sostuvo que las críticas de Washington son “una afrenta al gobierno de la Federación Rusa” y dijo que una “exigencia de ese tipo está totalmente reñida con el derecho internacional”.
“Creo que Estados Unidos se anota un fracaso seguro, porque ya es un hecho concreto la venta de equipos militares por parte de la Federación Rusa a Venezuela. Es un trato comercial que apenas comienza y que se va a desarrollar en el tiempo”, insistió el ministro.
McCormack criticó duramente las adquisiciones de armas por parte de Venezuela. “No estoy bien seguro de para qué más necesitan una fábrica. Ya tienen 100,000 de estos rifles. ¿Para qué necesitan producir más?”, preguntó el portavoz estadounidense.
“Es sólo otra señal de que esto (...) no obedece a sus necesidades, y ciertamente va más allá de lo que pueden requerir desde el punto de vista de defensa, dado el hecho de que ya han completado o están llevando a cabo estas otras compras de armas”, agregó.
McCormack señaló que Washington pediría a Rusia “que observe otra vez cualquier venta potencial que tenga, dado el hecho de las necesidades reales de defensa de Venezuela, sus intenciones reales al comprar estas armas”.