Internacionales

Nuevos actos ilícitos del ex presidente de Costa Rica

Ex presidente de Costa Rica utilizó dinero de reaseguradora para pagar una tarjeta de crédito.

El ex presidente de Costa Rica, Miguel Ángel Rodríguez, utilizó 13.000 dólares depositados a una sociedad bajo su control por la reaseguradora mexicana Guy Carpenter Reinmex, para pagar una tarjeta de crédito, denunció hoy el diario local "La Nación".
Una investigación del rotativo indica que el pago de la tarjeta de crédito de Rodríguez, presidente entre 1998 y 2002, se realizó el 14 de noviembre de 2001 con un cheque de la cuenta en Panamá de la sociedad Inversiones Denisse, cuyo máximo accionista es Rodríguez.
El pago de la tarjeta se efectuó dos días después de que la empresa mexicana depositó 47.465 a la cuenta de la sociedad en el Banco Alemán Platina de Panamá.
La empresa mexicana era una de las intermediarias de reaseguros más importantes con las que contaba el monopolio estatal Instituto Nacional de Seguros (INS).
Según el diario, la cuenta bancaria tenía poco más de mil dólares cuando la reaseguradora mexicana hizo el depósito por lo que "el pago de la tarjeta se financió con los fondos provenientes de Reinmex".
Agrega el diario que el cheque fue girado por dos colaboradores de Rodríguez, Donald Murillo, quien dijo no tener conocimiento al respecto, y Rafael Sequeira, administrador de la sociedad.
Con la tarjeta de crédito el ex mandatario realizó compras en hoteles, aeropuertos y tiendas de Estados Unidos, Japón, España, Argentina y Perú, según un estado de cuenta de la tarjeta del Banco Interfin de Costa Rica, citado por "La Nación".
Según manifestó el abogado de Rodríguez, Rafael Gairaud, el ex mandatario se desentendió de esa cuenta cuando asumió la presidencia.
El abogado informó ayer en un comunicado, luego de ver la primera publicación sobre este caso, que no hay "ningún elemento que afecte negativamente la situación jurídica" del ex presidente a quien "no le compete responsabilidad alguna".
Rodríguez estuvo detenido en prisión y en su casa durante casi un año desde octubre de 2004, ya que es investigado por supuestamente recibir comisiones ilegales por más de 372.000 dólares por parte de la telefónica francesa Alcatel por una licitación de 400.000 líneas celulares durante su mandato.
El ex presidente y fugaz secretario general de la OEA, obtuvo su libertad en octubre pasado, pero no puede salir del país ni acercarse a testigos.
A Rodríguez también se le acusa de haber recibido 400.000 dólares del Gobierno de Taiwán y un millón de dólares de una empresa de ese mismo país.
La investigación sobre el caso Alcatel sigue abierta y la Fiscalía aún no ha formulado una acusación formal.