Internacionales

Humala teme fraude en Perú


El candidato nacionalista Ollanta Humala expresó su temor de un posible fraude en la segunda vuelta electoral del 4 de junio en Perú, pero su adversario socialdemócrata Alan García advirtió que su afirmación busca desconocer una previsible derrota en las urnas.
En una gira por la región centro-andina de Perú, Humala, aspirante de Unión por el Perú, pidió a sus partidarios cerrar filas para defender el voto nacionalista. "Tenemos que defender nuestro voto porque siempre hay el peligro de un fraude", dijo Humala, quien recordó que en la primera vuelta del 9 de abril la candidata derechista Lourdes Flores insinuó que hubo fraude al afirmar que perdió "en la mesa (de conteo de votos), pero no en las ánforas".
"Por eso tenemos que estar alerta y para ello necesitamos la unidad de los nacionalistas y participar en el cuidado y vigilancia de nuestros votos porque no nos vayan a robar la elección el 4 de junio", añadió en la ciudad minera de La Oroya.
El candidato hizo notar que lo que está en juego es "la lucha por el poder" y el rumbo que tendrá el Estado "que ha sido capturado y secuestrado por los grupos económicos y los políticos tradicionales que son una minoría de peruanos amarrados con los capitales transnacionales". No es casualidad --dijo-- que todos los poderes económicos y los políticos tradicionales se hayan juntado detrás de la candidatura de García, del Partido Aprista.
Entre ellos mencionó al presidente Alejandro Toledo, a quien acusó de hacer campaña a favor de su adversario, y a Vladimiro Montesinos, encarcelado ex brazo derecho del presidente Alberto Fujimori (1990-2000), a quien tildó de "miserable" al intentar involucrarlo en su fuga del país en octubre de 2000. "Es decir, todos los políticos tradicionales, la banca y los grupos transnacionales están unidos y no quieren soltar el poder", remarcó.
Desde Madrid, el escritor peruano Mario Vargas Llosa dijo que García "es el mal menor" y que con él "sobrevivirá la democracia" frente al nacionalista Humala. "En el Perú está en juego si la democracia que tenemos, con todo lo imperfecta que es, va a sobrevivir o si va a desaparecer una vez más y vamos a tener un caudillo militar, nacionalista, que es lo que sería el Perú con el señor Humala", dijo el laureado escritor.
"Frente a eso, el señor García es el mal menor si uno quiere que la democracia sobreviva. Su gobierno (1985-1990) fue muy malo pero la democracia sobrevivió", sostuvo. La advertencia de Humala fue recibida con preocupación por García, quien tildó de "malévola" y de "confesión anticipada de derrota" la acusación de su adversario.
"Es una confesión anticipada de derrota y de baja de estado de ánimo", dijo García, al añadir que "honestamente creo que se lanza una acusación indebida y malévola sobre la democracia cuando se dice que hay fraude". El aspirante presidencial anotó que "siempre el que piensa que va a perder por anticipado anticipa también, para defenderse de sus electores y del desánimo, que puede haber fraude".
García, considerado por las encuestas como vencedor del balotaje del 4 de junio con una diferencia de entre 12 y 14 puntos, dijo que los candidatos deben sujetarse a las reglas del juego democrático. Su vocero y congresista Mauricio Mulder se preguntó: "¿Qué significa eso, que Humala va a patear el tablero, que va a pasar a la clandestinidad y propiciar un levantamiento armado?"
Añadió que hay que tener mucho cuidado, porque la candidatura humalista "está recibiendo ingentes recursos económicos, incluso hay la posibilidad de que reciba armas". Aunque no lo mencionó directamente, Mulder --Secretario General del Partido Aprista-- aludió así al presunto apoyo que Humala recibiría del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien en reiteradas ocasiones ha afirmado su deseo de que éste sea elegido presidente de Perú.