Internacionales

Sao Paulo sigue bajo el terror

* Más atentados contra objetivos policiales durante la madrugada dejaron diez muertos y ocho buses incendiados * "Nos preocupan los asesinatos por personas encapuchadas, puede tratarse de comandos paralelos o policías vengando a sus colegas", dice auditor policial * Alarma ante la temida aparición de escuadrones de la muerte

SAO PAULO /AFP -La contraofensiva lanzada contra la mafia prosiguió este jueves con la muerte de al menos 10 sospechosos de delincuencia, mientras se multiplican las denuncias sobre operaciones parapoliciales en una ciudad bajo el terror, que en seis días fue testigo de más de 150 muertes.
El temor retornó después que diversos atentados contra objetivos policiales durante la madrugada, en diversas ciudades del estado, dejaron un saldo no oficial de 10 atacantes muertos y ocho buses incendiados, según informes de prensa.
La ola de violencia y motines carcelarios desatada el viernes por la organización criminal Primer Comando de la Capital (PCC) dejaba hasta el miércoles --según datos oficiales-- 155 muertos (93 sospechosos, 40 policías, 18 presos y 4 transeúntes).
El gobernador de Sao Paulo, Claudio Lembo, reiteró que la situación "está bajo control", pero hubo atentados en Campinas, Sao José de Rio Preto, Osasco, Guarulhos, Sao Paulo y otras ciudades, según imágenes mostradas por la televisión.
Dos autobuses fueron incendiados en Santo Amaro (sur de Sao Paulo), donde durante varias horas se escucharon tiroteos, relataron vecinos del barrio a la AFP. Otros seis buses fueron incendiados en diferentes puntos.
Atacan diario y queman la edición del día
El diario Imprensa Libre, de la ciudad de Sao Sebastiao, en el litoral del Atlántico del estado de Sao Paulo, fue atacado por tres personas encapuchadas y armadas en la madrugada de este jueves, informó a la AFP una fuente del cotidiano.
En la madrugada, "tres personas encapuchadas y armadas entraron a la imprenta del diario y mandaron a todos los empleados a acostarse en el suelo. Uno de los atacantes colocó gasolina e incendió la impresora a color y toda la edición del día", dijo Tais Sarubi, directora comercial del diario.
Los agresores también explotaron una bomba incendiaria casera, y en pocos minutos salieron de las dependencias del diario caminando, según Sarubi. Mientras quemaban el tiraje de este jueves de Imprensa Libre, los atacantes decían que no querían que el diario publicara noticias sobre las acciones del Primer Comando de la Capital (PCC).
En los últimos tres días las únicas víctimas fatales han sido "sospechosos" de integrar los grupos mafiosos, en tanto testigos de los hechos dijeron que algunos de ellos fueron eliminados por encapuchados.
En medio del enfrentamiento, la supuesta aparición de "escuadrones de la muerte", con matanzas paralelas a la ofensiva oficial contra el crimen y no contabilizadas en el balance de los enfrentamientos, preocupa a la policía y a movimientos humanitarios.
Comandos paralelos o venganzas
"Nos preocupan los asesinatos por personas encapuchadas. Todos los homicidios no esclarecidos que la Policía no asume, puede tratarse de comandos paralelos o de policías vengando a sus colegas", dijo a la AFP el auditor de la Policía de Sao Paulo, Antonio Funari Filho, cuya tarea es recoger denuncias de la población.
Ariel de Castro Alves, coordinador paulista del Movimiento Nacional de Derechos Humanos, informó que "grupos de exterminio encapuchados están operando en la ciudad". Pero el comisario Godofredo Bittencourt señaló que "la Policía no vive de venganza, eso no existe".
El canal de televisión Bandeirantes difundió la grabación de una entrevista a un hombre que se identificó como el jefe del PCC, Marcos Camacho, alias Marcola, en la que desde la cárcel advirtió que su grupo está preparado "para mucho más".
En la grabación, el entrevistado dijo que la ofensiva fue ordenada por haberse ignorado reclamos en favor de los derechos de los presos. "Estamos preparados para mucho más, tenemos condiciones para mucho más", agregó.
La Secretaría de Administración Penitenciaria (SAP) repudió que el canal haya difundido "falsas" declaraciones, y advirtió que emprenderá acciones legales. "Tenemos absoluta certeza de que Marcola no tiene acceso a ningún teléfono", dijo a la AFP un vocero de la SAP, al recordar que Camacho está en régimen de aislamiento en el presidio.
La SAP dijo que también demandará a otro canal que difundió declaraciones atribuidas a otro líder del PCC, a las que también consideró falsas. En la grabación, Marcola justificó los ataques porque fueron lanzados para defender los derechos de los presos cuando "los medios legales" estuvieron agotados.
Bittencourt, que dirige las investigaciones contra el crimen organizado, se mostró sorprendido. "Todo ocurre. Lo normal es que no se hubiera realizado, pero también era normal que no se vendieran mis declaraciones", señaló.
El policía expuso en una sesión secreta de una comisión parlamentaria los planes para controlar las actividades clandestinas en las cárceles, pero la grabación de sus declaraciones fue vendida a la abogada de Marcola, según informó la propia comisión.
La grabación permitió que los líderes del PC se enteraran de que iban a ser trasladados a cárceles de máxima seguridad y de inmediato lanzaron sus ataques contra la Policía y rebeliones en 73 de las 144 cárceles del Estado.
Alarma por escuadrones
El creciente número de "sospechosos" muertos en las calles del estado de Sao Paulo desató denuncias de que "escuadrones de la muerte" participan paralelamente de la ofensiva de las fuerzas de seguridad contra el crimen organizado.
Las autoridades movilizaron todo su poderío policial contra los inesperados ataques lanzados por el PCC, que inició la violencia disgustado por el trato dado a sus miembros encarcelados. Entre las fuerzas policiales que salieron a la calle, se cuenta el temido batallón "Rota", acusado en los años 70 y 80 de ejecutar a delincuentes.
"Ya tenemos una lista de 16 personas que fueron muertas y no tenían ninguna vinculación con el crimen; todos en barrios de la periferia sur y este de Sao Paulo", explicó a la AFP Ariel de Castro Alves, coordinador del Movimiento Nacional de Derechos Humanos (MNDH) en el estado.
"Están actuando escuadrones de la muerte con personas encapuchadas que bajan de coches y motos y matan", dijo Castro Alves, con base en las denuncias recibidas por la organización. Esos grupos de exterminio "sólo actúan con participación de policías o contando con la omisión de policías". advirtió.
El director general de la Policía de Sao Paulo, Marco Antonio Desgualdo, dijo por su parte que grupos criminales pueden estar aprovechando estos momentos de tensión para realizar ajustes de cuentas con bandas rivales. "Esa pelea que hay entre las facciones (criminales) puede dar lugar a algunas cosas", dijo Desgualdo.
En el barrio Parque Sao Rafael, en la zona este de Sao Paulo, cinco jóvenes fueron muertos el domingo por varios encapuchados que bajaron de un auto, dijo a la AFP la prima de Danilo López Rissi, una de las víctimas. "Diez minutos después llegó un auto de la Policía y comenzó a levantar los cuerpos. Nunca un auto policial apareció tan rápido en el barrio", subrayó.
Ricardo Flauzinho, de 22 años, fue muerto en la noche del lunes mientras esperaba a su novia cerca de una parada de ómnibus, en la zona norte de Sao Paulo, según contaron testigos al diario Folha de Sao Paulo. Los asesinos bajaron de un vehículo de la Policía Militarizada (PM), y estaban encapuchados y con blusas negras sobre sus uniformes.