Internacionales

Un millar de hispanos protestan en Washington

* Aunque manifestación no fue la esperada, anuncian una "megamarcha" para el Día del Trabajo

WASHINGTON /AFP -Apenas un millar de hispanos participaron el miércoles en Washington en la manifestación nacional por la legalización de los indocumentados, una cifra muy inferior a las expectativas de los organizadores y a las anteriores protestas de inmigrantes organizadas en la capital.
En la explanada de césped que va desde el Congreso estadounidense al obelisco, el grupo de manifestantes era drásticamente inferior a los más de 150,000 que se habían reunido en el mismo lugar el 10 de abril, y los 40,000 que habían lanzado el movimiento el 7 de marzo frente al Capitolio.
Los organizadores atribuyeron la escasa participación a la "confusión" creada por el cambio de fecha de la manifestación, en un primer momento prevista para el próximo viernes, y a la decisión de dedicar la jornada más bien al cabildeo en el Congreso para lograr una reforma migratoria que legalice a los indocumentados.
"La marcha se modificó y se anunció hace una semana que se cambiaba la fecha, y también se dejó de enfatizar que esta manifestación tendría un carácter de megamarcha", explicó a la AFP Juan José Gutiérrez, el líder de la Coalición 1 de Mayo, uno de los grupos que convocó la manifestación.
El activista reconoció que pese al carácter "simbólico y modesto" de la concentración, tenían la expectativa de reunir en Washington a "10,000 personas", dos días después de que el Senado reanudara el debate sobre la reforma migratoria y el discurso del presidente George W. Bush sobre inmigración.
Gutiérrez anunció, no obstante, que una "megamarcha" ya está prevista para el Día del Trabajo, que se celebra el primer lunes de septiembre en Estados Unidos. En esa fecha "esperamos traer un millón de personas aquí a Washington", sostuvo.
Según los organizadores, que negaron que el movimiento se esté agotando, lo más importante de esta jornada de movilización en Washington no fue la manifestación, sino el intenso cabildeo realizado en el Congreso por organizaciones de defensa de los inmigrantes.
Su objetivo era reclamar la legalización y un camino a la ciudadanía para los 12 millones de indocumentados que se estima residen en Estados Unidos.
Organizado por la coalición "We are America" (Somos América), el cabildeo contó con la participación de 400 inmigrantes con y sin papeles y sus defensores llegados de todo el país se reunieron con legisladores en el Congreso para reclamar la legalización y la reunificación de familias separadas por las actuales leyes migratorias.
La mayor protesta de inmigrantes en Washington tuvo lugar el 10 de abril, cuando más de 150,000 personas manifestaron frente al Congreso para reclamar la legalización y expresar su rechazo al proyecto de ley aprobado por la Cámara baja, que torna a los indocumentados en criminales y prevé construir un muro en la tercera parte de la frontera con México.
El pasado 1 de mayo, más de un millón de personas salieron a las calles de numerosas ciudades de Estados Unidos, aunque en Washington sólo se concentraron unos pocos miles, debido, principalmente, a las divisiones entre los hispanos.