Internacionales

Saca cumple dos años de gobierno

El freno a la delincuencia que afecta a El Salvador es el tema pendiente de sus promesas electorales. La violencia delincuencial y de las pandillas a diario deja un promedio de 10 homicidios, cifra que convierte al país como el segundo más violento del continente, después de Colombia.

El presidente salvadoreño Elías Antonio Saca cumplirá el 1 de junio dos años de gobierno con un país en relativa estabilidad macroeconómica, pero con una gran deuda en el combate de la delincuencia y la violencia que deja un promedio de diez muertes diarias.
"Al llegar a los dos años de gobierno, veo a un país creciendo, veo a un país con inversiones extranjeras llegando, veo un país que tiene el camino de libre comercio como el camino lógico para atraer inversiones y generar empleo digno", declaró Saca al hacer un balance preliminar de su segundo año al frente del Ejecutivo.
Tras una abrumadora victoria de su partido la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, derecha) frente a la ex guerrilla izquierdista del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Saca asumió funciones para un período de cinco años en junio del 2004.

ARENA gobierna El Salvador desde 1989 y a partir de entonces impulsa un plan económico neoliberal que mantiene desde el 2001 dolarizada la economía, gracias al millonario ingreso de las remesas familiares que durante el 2005 alcanzaron 2 mil 830 millones de dólares.
"Yo creo que en los últimos diez años no habíamos tenido crecimiento económico; todo mundo se preguntaba cómo romper este ciclo. Bueno, las políticas del gobierno rompieron el ciclo del bajo crecimiento, todavía sigue siendo insuficiente, pero ya llega a 3,5% este año y posiblemente el otro año al 4%, ya estamos hablando de la media latinoamericana, eso ya nos da algún respiro", subrayó el mandatario.
Sin hacer adelantos, Saca señaló que en cada ministerio "habrá anuncios especiales" en junio.
Estadísticas “maquilladas”
En contradicción con la lectura optimista de la situación que realiza el gobierno, el diputado Gerson Martínez, del FMLN, opinó que "el segundo año de gobierno se caracteriza por un estancamiento económico, alto costo de la vida, crecimiento del desempleo y auge de la delincuencia".
"La economía no ha despegado. Se trata de una burda manipulación de cifras para presentar una ilusión de crecimiento y a nivel de economía popular la gente resiente el severo impacto del alto costo de vida por el incremento en los alimentos y por los onerosos servicios privatizados de electricidad y teléfonos", aseguró Martínez.

El legislador afirmó que lo que hace el presidente Saca es brindar "cifras alegres, con estadísticas maquilladas" y aseguró que la deuda externa proyectada para el cierre de 2006 es de entre 8.500 y 8.700 millones de dólares, cifra que estaría al borde de "alcanzar el 50% del Producto Interno Bruto".
Política de represión
En cuanto a la violencia que afecta el país, Saca dijo que eso se va ir reduciendo con la política de represión que desarrolla su gobierno y culpó a las pandillas juveniles, conocidas como "maras", de la ola de violencia que sacude a El Salvador.
Insistió que "hay una serie de asesinatos que tienen que ver con las pandillas, eso no es de control fácil de las autoridades; sabemos que es un tema prioritario.Hay reacomodos en la Policía".
"El presidente no quiere ver lo que todo mundo ve y es que su plan País Seguro fracasó (a igual que) su operación de Súper Mano dura que no logró terminar con las pandillas con el método represivo", enfatizó Martínez.
Según estadísticas oficiales la violencia delincuencial y de las pandillas a diario deja un promedio de 10 homicidios, cifra que convierte al país como el segundo más violento del continente después de Colombia.