Internacionales

Dantesca explosión de oleoducto en Nigeria

* Autoridades creen que muchas personas muertas bajo las llamas son sospechosas de ser saboteadoras

La explosión de un oleoducto en Ilado Beach, un suburbio costero de Lagos, provocó el viernes que entre 150 y 200 personas murieran quemadas en una catástrofe aparentemente accidental provocada por traficantes de petróleo.
El jefe de Policía de Lagos, Emmanuel Adebayo, dijo al llegar al lugar que el balance de víctimas era "de 150 a 200 muertos".
Adebayo afirmó que muchas de las "personas muertas bajo las llamas son sospechosas de ser saboteadoras del oleoducto", y agregó que la seguridad en el perímetro del lugar fue reforzada, el fuego apagado y se había controlado la fuga de crudo.
Un corresponsal de la AFP pudo identificar en el lugar a más de 150 víctimas mortales después del mediodía, mientras el fuego comenzaba a ser controlado en la instalación. El número exacto de víctimas es difícil de determinar, ya que buena parte de los cuerpos quedaron carbonizados o reducidos a cenizas.
Según testigos, agentes de la compañía nacional de petróleo (NNPC) llegaron rápidamente luego de la explosión para tapar los agujeros, de unos 25 centímetros de diámetro, hechos sobre un conducto, una parte del cual había sido despojado de la arena que lo rodea normalmente.
Ilado Beach es una lengua de tierra arenosa bordeada de playas, entre el Océano Atlántico y la laguna que baña Lagos. Los cuerpos carbonizados eran visibles desde unos 100 metros a lo largo de la playa.
Los más próximos al oleoducto estaban prácticamente convertidos en esqueletos carbonizados por las llamas cuando intentaban huir, e incluso en las aguas había restos de uno o dos botes quemados con cuerpos flotando alrededor.
Al parecer, según los cuerpos más identificables, la mayor parte de las víctimas serían hombres. El secretario general de la Cruz Roja de Nigeria, Abiodum Orebiyi, había dado más temprano un balance de "más de cien" muertos, señalando que los equipos de rescate no habían encontrado heridos.
Las explosiones de oleoductos en Nigeria se producen con bastante regularidad en razón de sabotajes a las instalaciones por traficantes o robos de los habitantes que quieren conseguir combustible. Cientos de personas han muerto en accidentes de este tipo en los últimos años.
Nigeria es el primer productor de petróleo crudo de África y el sexto exportador mundial, con 2.6 millones de barriles diarios en promedio, pero sufre una carencia crónica de capacidad de refinamiento. Pese a la riqueza petrolera, una parte importante de la población vive en la pobreza.