Internacionales

Caracas “sorprendida” por posición de Brasil

* Nacionalización boliviana fue decisión soberana * Estamos contribuyendo con un país en dificultades, dice Chávez

Venezuela expresó ayer su “sorpresa” por las declaraciones de Brasil sobre su “incomodidad por la interferencia” del presidente venezolano, Hugo Chávez, en la nacionalización de los hidrocarburos en Bolivia.
En un comunicado, la Cancillería venezolana consideró un “irrespeto repetir las provocaciones que la prensa reaccionaria ha venido vertiendo sobre el presidente de Bolivia”, Evo Morales, en referencia a la tesis de que nacionalizó los hidrocarburos bolivianos influenciado por Chávez.
“Con mucha sorpresa hemos conocido las declaraciones atribuidas por los medios a Marco Aurelio García, asesor de la presidencia de Brasil” y por los “comentarios del ministro de Relaciones Exteriores (Celso Amorim) de ese hermano país ante su Parlamento”, dijo la Cancillería.
Medios locales publicaron ayer que Amorim manifestó que el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, ha expresado de “manera inequívoca su incomodidad con algunas interferencias” de Chávez.
Lula comunicó su malestar a Chávez durante la reunión que sostuvieron la semana pasada junto con Morales y el presidente argentino, Néstor Kirchner, en Puerto Iguazú (Argentina), para tratar el asunto de la nacionalización de los hidrocarburos bolivianos.
Venezuela “ha saludado siempre la nobleza y espíritu fraternal que ha acompañado, como ocurrió en Puerto Iguazú, la conducta y expresiones del presidente Luiz Inácio Lula Da Silva. Cualquier asunto sobre el cual hubiese existido alguna duda o inquietud quedó despejado” en esa reunión, afirmó la Cancillería.
“No abrigamos ninguna duda de que ese espíritu se mantendrá para continuar fortaleciendo el proceso de integración de nuestros países (...), pese a las presiones y provocaciones de la derecha, por muy poderosa que sea. Ceder ante ella ha sido siempre una desgracia para los pueblos”, agregó.
Decisión boliviana fue producto de un referendo
A juicio de la Cancillería venezolana, el que sus “amigos brasileños” hayan afirmado “que la decisión soberana” de Morales de nacionalizar los hidrocarburos “obedeció a la influencia” de Chávez “puede atribuirse a cualquier otra causa, menos al desconocimiento”. “Es mundialmente conocida la realización de un referendo consultivo en Bolivia en torno a la nacionalización de sus recursos naturales”, así como “los compromisos asumidos por el entonces candidato Morales durante la reciente campaña electoral”, argumentó.
Respecto a las supuestas objeciones brasileñas a la presencia de técnicos de la empresa estatal Petróleos de Venezuela SA (Pdvsa) en Bolivia, la Cancillería venezolana señaló que “censurar” dicha presencia “solicitada por Bolivia (...) sería tan absurdo como condenar la presencia de funcionarios de Petrobas”.
Según Amorim, el presidente Lula expresó a Chávez que la presencia de técnicos de Pdvsa en Bolivia “podría ser un estímulo para algún tipo de actitudes” y que “eso ponía en duda el proyecto mayor (el Gasoducto del Sur) y la propia integración suramericana”.
Contribuimos con un país hermano
La presencia de los funcionarios de Pdvsa en Bolivia busca “contribuir con un país hermano que atraviesa dificultades”, tal como acordaron Brasil, Argentina y Venezuela en la reciente Declaración de Iguazú, en la frontera de los tres países indicó el comunicado venezolano.
Caracas también aclaró que “no condiciona a priori su presencia” en el Mercado Común del Sur (Mercosur), en cuyo seno “expresará sus convicciones sobre lo que considera el mejor camino a seguir” para la integración latinoamericana.
“Venezuela ratifica su firme voluntad de continuar en el esfuerzo (...) por avanzar en un proceso integrador sustentado en la cooperación, solidaridad, complementación económica y respeto a la soberanía”, agregó la Cancillería.