Internacionales

Reabre polémica sobre la eutanasia en España

El fallecimiento de un pentapléjico ha reabierto en España el debate sobre la legalización de la eutanasia. El Gobierno español, a través de su ministra de Sanidad, hizo saber hoy que no está entre sus prioridades la regulación de este derecho, mientras que familiares del pentapléjico y organizaciones civiles defienden "el derecho a una muerte digna, humana, sin dolor, sin sufrimientos añadidos al propio hecho de morir”.

Jorge León, un pentapléjico de 53 años, fue hallado muerto el jueves pasado en su domicilio de Valladolid, con un vaso a su lado y desconectado de la máquina que le permitía vivir desde que hace seis años un accidente doméstico le dejara postrado, de tal manera que había que emplear una grúa para trasladarlo de la cama a un sillón.
Jorge se resbaló y cayó de las barras en las que practicaba gimnasia, a dos metros del suelo, y se rompió el cuello. Desde entonces, sólo podía mover los labios. Ante la posibilidad de que se trate de una muerte no natural, la Justicia española ha decretado el secreto del sumario y la Policía investiga las circunstancias del fallecimiento.
El fallecimiento de León ha reabierto en España el debate sobre la legalización de la eutanasia. El Gobierno español, a través de su ministra de Sanidad, hizo saber hoy que no está entre sus prioridades la regulación de este derecho, que ya originó una encendida discusión hace unos años en España con el caso de Ramón Sampedro, que llevó al cine el realizador Alejandro Amenábar en "Mar adentro", galardonada con un "Oscar".
A la espera de los resultados de la autopsia, su único familiar, su hermano Carlos León, ha asegurado que no sabe si el vaso hallado al lado del cadáver contenía algún producto que le causó la muerte o que le provocara una cierta sedación para que quien supuestamente le ayudó procediera a la desconexión, como había pedido.
Muerte anunciada en Internet
Jorge León, a quien se le había acoplado un dispositivo que le permitía escribir en ordenador, había manifestado en reiteradas ocasiones su deseo de morir, para lo cual pidió ayuda a través de Internet.
En un comunicado difundido hoy, la familia y amigos de Jorge León señalan que "su muerte estaba anunciada" y que el fallecido "a nadie ocultó su deseo de liberarse de la atadura cruel a que le condenó un accidente".
"Desde su blog en Internet expuso sus ideas, sus convicciones más profundas, las reflexiones sobre la vida y la muerte que a todos deberían hacernos meditar", añadió el comunicado, que agrega: "el derecho a una muerte digna, humana, sin dolor, sin sufrimientos añadidos al propio hecho de morir, fue la bandera que llevó en vida desde su silla de ruedas", apuntan en el texto, titulado "In memoriam".
El Gobierno español descartó un cambio de legislación, a través de la ministra de Sanidad, quien dijo que lo que hay que hacer "es ofrecer toda la ayuda posible a las personas que sufren problemas de salud".
La polémica se reabre ocho años después de la muerte de Ramón Sampedro, cuya lucha ante la Justicia para que se le aplicara la eutanasia inspiró el filme del director Alejandro Amenábar "Mar adentro", protagonizado por Javier Bardem, galardonado con el Oscar a la mejor película extranjera en 2005.
Buena muerte
Ramona Manerio, la persona que confesó haber ayudado a morir a Sampedro, ha considerado "genial" que alguien hubiera podido facilitar el fallecimiento de Jorge León, si ese era su deseo, y lamentó la "hipocresía generalizada" de la sociedad o de la clase política a la hora de resolver el problema.
La eutanasia -cuyo significado etimológico significa "buena muerte" y define el proceso que tiene por objeto ayudar a morir sin dolor a un enfermo en estado terminal e irreversible si así lo solicita- no aparece en ninguno de los textos legales vigentes en España.
El artículo 143 del Código Penal, en cambio, sí tipifica como delito castigado con entre seis meses y seis años de cárcel la cooperación activa en la muerte, siempre a petición del enfermo, de quienes sufran dolencias irreversibles o que causen padecimientos insoportables.
La opositora coalición Izquierda Unida ha anunciado que presentará una iniciativa parlamentaria para regular de forma legal el derecho a una muerte digna, pese a que en los últimos años el Parlamento ha rechazado todas las propuestas de esta formación.
La eutanasia activa sólo es legal en Holanda y en Bélgica, mientras que otros países autorizan fórmulas como el suicidio asistido, como es el caso de Suiza y el estado de Oregón (EEUU), o la eutanasia pasiva.