Internacionales

ONU sigue debatiendo proyecto sobre Irán


NUEVA YORK /AFP -El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas intentó este viernes acortar las diferencias respecto a un proyecto de resolución que busca obligar formalmente a Irán a detener su programa nuclear.
Representantes de Gran Bretaña, China, Francia, Rusia y Estados Unidos --los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad-- se reunieron primero a puertas cerradas en la mañana y luego en la tarde con los otros diez miembros rotativos del Consejo, para negociar el proyecto de resolución franco-británico.
En la reunión se resolvió que los embajadores de los países con poder de veto se reunirán nuevamente en la mañana del sábado, antes de llevar a cabo nuevas consultas informales con el pleno de 15 miembros del organismo.
Un diplomático occidental dijo que los redactores trabajan en una fórmula que permita superar la oposición de China y Rusia a la referencia que se hace al Capítulo 7 de la Carta de la ONU. Ese capítulo puede autorizar la aplicación de sanciones económicas o una acción militar como último recurso en casos de amenazas a la paz y seguridad internacionales.
Las fuentes diplomáticas consultadas indicaron que difícilmente se vote el proyecto hasta después de la reunión de ministros de relaciones exteriores de los "cinco grandes" más Alemania, prevista para el lunes en Nueva York.
El enviado británico, Emyr Jones Parry, dijo que las discusiones de este viernes fueron "útiles" y que todos los representantes estuvieron de acuerdo en una meta: "No queremos ver a Irán con armas nucleares".
Pero el embajador ruso, Vitaly Churkin, dejó claro que el objetivo del borrador será asegurarle al mundo que "el programa iraní se mantenga dentro del marco pacífico", y argumentó que sólo la Agencia Internacional para la Energía Atómica podía proporcionar esa seguridad.
También opinó que invocar el Capítulo 7 y la posibilidad de una amenaza para la paz internacional podría ir en "detrimento" de la meta de que la AIEA trabaje con Teherán para "establecer la naturaleza pacífica de su programa nuclear".
El embajador chino, Wang Guangya, dijo que según el artículo 25 de la Carta de Naciones Unidas, "cualquier decisión del Consejo de Seguridad tiene que ser cumplida", lo que sugiere que, en ese caso, el Capítulo 7 no sería necesario. "No comparto ese punto de vista", respondió el representante británico.
El texto del proyecto a discusión exigiría a Irán a suspender el enriquecimiento de uranio, proceso para crear combustible para reactores nucleares y --potencialmente-- una bomba atómica. Además, advertiría que si Irán no cumple con ello se tomarían "medidas adicionales" por medio de otra resolución.
El embajador estadounidense, John Bolton, explicó que la lógica para invocar el Capítulo 7 supone que "el objetivo es aumentar la presión política sobre Irán al hacer que las resoluciones sean obligatorias". Aclaró que la redacción de ningún modo involucra el uso de la fuerza.
En tanto, Turquía advirtió a Irán sobre la necesidad de evitar la proliferación nuclear. El primer ministro Recep Tayyip Erdogan dijo al presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, que la comunidad mundial no tolerará la proliferación de armas nucleares.
Erdogan y Ahmadinejad se reunieron en una cumbre regional en Azerbaiyán. El mandatario iraní se mostró de acuerdo con el jefe de gobierno turco, pero volvió a acusar de "abusadores" a los países que intentan detener el programa nuclear de su país.