Internacionales

Argentina acude a La Haya

* Lo acusa de contaminar el Río Uruguay y violar así un tratado de 1975

LA HAYA /AFP
Argentina decidió recurrir a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), mayor instancia judicial de Naciones Unidas, en relación a su diferendo con Uruguay, país al que acusa de contaminar el Río Uruguay y violar así un tratado de 1975, anunció el jueves el tribunal en un comunicado.
Este tratado tiene el objetivo de "establecer los mecanismos comunes necesarios para una utilización racional y óptima del río", compartido por los dos países.
En su requerimiento, Argentina reprocha al gobierno uruguayo que en octubre de 2003 "autorizara de manera unilateral (...) la construcción de una fábrica de pasta de papel en los alrededores de la ciudad de Fray Bentos (...), sin respetar el procedimiento obligatorio de información y consultación previa", como está contemplado en el Tratado del Río Uruguay (1975).
Argentina agrega que "el gobierno uruguayo ha persistido en su rechazo de seguir el procedimiento previsto", y, además, "agravó el diferendo", al autorizar en 2005 la construcción, en la misma zona, de una segunda fábrica de celulosa y un puerto reservado a esta factoría.
Según Argentina, estas fábricas "ponen en peligro el medio ambiente del Río Uruguay y su zona de influencia", por lo que afectan a una población de más de 300.000 habitantes.
La demanda presentada por Argentina ante la CIJ precisa que, a causa del cambio de gobierno en Uruguay en marzo de 2005, los dos Estados afectados constituyeron un grupo técnico de alto nivel que se reunió 12 veces entre agosto de 2005 y enero 2006, pero que no logró que los países llegaran a un acuerdo.
Por consiguiente, Argentina reclama el fin de lo que considera un "comportamiento ilícito", indemnizaciones, cese de la fábrica en funcionamiento y la suspensión de las obras de la nueva planta.
Argentina estima que está justificado que recurra a la CIJ, ya que el tratado de 1975 así lo prevé en caso de conflicto.
La CIJ, creada en 1945, entró en funcionamiento un año después. Es el principal organismo judicial de la ONU y juzga los diferendos entre los Estados.
Sus veredictos son definitivos y no se puede apelar, pero el tribunal no dispone de medios para aplicar sus decisiones.