Internacionales

Vaticano excomulga a obispos chinos

La Santa Sede precisó que los obispos fueron consagrados sin el consentimiento del Papa, “lo que supone una grave violación de la libertad religiosa”.

Los dos obispos chinos ordenados sin el permiso de la Santa Sede y los prelados que les consagraron han quedado automáticamente excomulgados, señaló hoy el Vaticano.
Tras considerar que las ordenaciones suponen una "grave violación de la libertad religiosa" que añade nuevos obstáculos al diálogo entre la Santa Sede y Pekín, el Vaticano precisó que "se trata de una grave herida a la unidad de la Iglesia, para la cual, como es sabido, están previstas severas sanciones canónicas, el canon 1.382 del Código de Derecho Canónico".
El artículo 1 mil 382 establece que "el Obispo que confiere a alguien la consagración episcopal sin mandato pontificio, así como el que recibe de él la consagración, incurren en excomunión latae sententiae reservada a la Sede Apostólica".
El portavoz vaticano, Joaquín Navarro Valls, dijo hoy que "según las noticias" que han llegado a la Santa Sede, obispos y sacerdotes han sido sometidos "por parte de organismos externos" a la Iglesia a "fuertes presiones y amenazas" para que tomasen parte en las ordenaciones episcopales, "que estando privadas del mandato pontificio son ilegítimas y contrarias a sus conciencias".
Navarro añadió que varios prelados "rechazaron presiones similares", pero que otros "no han podido hacer otra cosa que aceptarlas con gran sufrimiento interno".
Las dos ordenaciones episcopales que han vuelto a enfrentar al Vaticano y a las autoridades de China son las de los sacerdotes Ma Yinglin y José Liu Xinhong, ordenados, respectivamente, el domingo 30 de abril en Kunming (provincia china de Yunnan), y el martes 2 de mayo en Wuhu (provincia de Anhui).
El Vaticano precisó hoy que fueron consagrados sin el consentimiento del Papa, lo que supone una grave violación de la libertad religiosa, "aunque se haya intentado presentar como pretexto las dos ordenaciones episcopales como un acto necesario para cubrir diócesis vacantes".
La Santa Sede teme que en fechas próximas se realicen nuevas ordenaciones episcopales "siguiendo el mismo modo". Según la agencia vaticana "AsiaNews", están previstas las ordenaciones de otros veinte obispos sin la aprobación del Papa.