Internacionales

Los más influyentes según Time

La revista Time presentó una lista de las cien personalidades más influyentes del mundo, entre las que destacan el presidente de EEUU George W. Bush y el de Venezuela Hugo Chávez.

El presidente de EEUU, George W. Bush, la canciller de Alemania, Angela Merkel, y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, están entre las 100 personalidades más influyentes del 2006, según la revista "Time".
La revista estadounidense dio a conocer hoy su lista, en la que también se encuentran los nombres de la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, el ex presidente Bill Clinton, el presidente de la compañía Microsoft, Bill Gates, y el Papa Benedicto XVI.
"Time" dijo que el presidente Bush fue integrado a la lista a pesar de sus bajos niveles de popularidad desde hace varias semanas a causa de la guerra en Irak y los altos precios de la gasolina, "porque ya tiene asegurado un lugar en la historia".

En el caso de la canciller Merkel, la revista tuvo en cuenta sus "estratosféricos" niveles de aprobación y su promoción de la mejora económica de Alemania.
Sobre Chávez, único latinoamericano en la lista, "Time" señala que su ascenso es "una lección de lo que puede ocurrir cuando Estados Unidos desprecia a un continente entero" y lo califica del "mayor crítico de Bush al sur de la frontera".
Su posición frente a Estados Unidos y la "generosidad" que le permiten las grandes reservas de petróleo de su país, unidas "al talante acusadamente anti-globalización" de Latinoamérica, han hecho aumentar las simpatías por él y ayudado a que los candidatos de izquierda hayan ganado o tenido posiciones destacadas, dice la revista.
Otra de las personalidades, Sean "Puffy" Combs, fue seleccionado por el éxito logrado en su vida tras empezar en el barrio pobre de Harlem (Nueva York) como rapero y convertirse en diseñador de ropa, productor y filántropo.

Además, "Time" tiene entre el centenar de destacados al escritor turco Orhan Pamuk, forzado a abandonar Turquía en el 2005 debido a su novela "Mi nombre es rojo" en la que critica las irregularidades de su país, el genocidio de los armenios en 1915 y la supresión de la minoría kurda turca.