Internacionales

EEUU niega visas a 56 académicos cubanos


Estados Unidos negó visas a 56 académicos cubanos para asistir a un congreso internacional en Puerto Rico, con el fin de evitar que promovieran las ideas del "régimen dictatorial", afirmó este jueves la misión diplomática de Washington en La Habana.

"Las instituciones académicas cubanas son todas absolutamente controladas por el gobierno de Cuba. Hay un estricto control (...) también de los investigadores", declaró un portavoz de la Sección de Intereses de Washington en La Habana (SINA).

La legación precisó que las visas fueron negadas en virtud de una normativa aprobada en 1985 y en la cual "se suspende la entrada a Estados Unidos de empleados y oficiales del Gobierno de Cuba y miembros del Partido Comunista salvo muy raras excepciones".

El Gobierno cubano "ha entregado pasaportes y permisos de salida a académicos e investigadores para que promuevan el régimen dictatorial y puedan llevar afuera, transmitir, una interpretación incorrecta acerca de Cuba y los Estados Unidos", añadió.

"El régimen de (Fidel) Castro ha dicho públicamente que las universidades son solamente para aquellos que comparten la posición, el pensamiento, las ideas de la revolución", subrayó la SINA.

"No hay ningún cambio de cuando se tomó esa determinación en la política hacia Cuba. Coincide con lo recomendado por el reporte de la Comisión para la Asistencia a una Cuba Libre -que impulsa un plan de transición ante una eventual caída de la revolución-", aseveró el portavoz.

En una nota divulgada por la cancillería, los académicos afirmaron que "esta absurda decisión es sin duda, una muestra más de la hostilidad creciente de la administración (del presidente George W.) Bush en su política hacia Cuba, y de manera especial por impedir los contactos entre las comunidades académicas de ambos países".

Del grupo, 30 son profesores o investigadores de la Universidad de La Habana, y el resto de centros de los ministerios de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, y del de Cultura, la Casa de las Américas, y la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

El gobierno del presidente Bush endureció en 2004 la política migratoria hacia Cuba. La Habana denuncia con frecuencia negativas de visas a científicos, deportistas, académicos y artistas.