Internacionales

Hamas sometido a presión política internacional


El Cuarteto para Oriente Medio (Estados Unidos, Unión Europea (UE), Rusia y ONU) concedió el lunes un plazo de dos a tres meses a Hamas y aceptó financiar a la Autoridad Palestina hasta la formación de gobierno por el grupo integrista, que deberá renunciar a la violencia y reconocer a Israel, algo que fue rechazado por un portavoz del movimiento radical.
El Cuarteto “insistió en una serie de medidas para facilitar el trabajo del gobierno interino para estabilizar las cuentas públicas”, afirmó un comunicado conjunto hecho público al término de una reunión de más de dos horas mantenida en Londres.
Sin embargo, es “inevitable que la futura ayuda sea revisada por los donantes en función del compromiso del gobierno (palestino) con el principio de la no violencia, el reconocimiento de Israel y la aceptación de los acuerdos y obligaciones existentes, incluida la “hoja de ruta”, precisó la nota, que fue leída en una conferencia de prensa por el secretario general de la ONU, Kofi Annan.
El alto representante de la política exterior de la UE, Javier Solana, precisó a continuación que Hamas tiene ahora entre dos y tres meses de tiempo para aceptar las exigencias del Cuarteto.
“Todo depende del tiempo que se necesitará para formar gobierno”, declaró Solana a la prensa.
El alto representante de la UE especificó que, “según el presidente (Mahmud Abas), (la formación del nuevo gobierno palestino ndr) llevará, probablemente, unos tres meses, durante los que habrá negociaciones entre el presidente y la mayoría parlamentaria”.
“Durante este período, tendrán que esclarecerse todas las cosas”, finalizó. Al aceptar la financiación de las necesidades inmediatas de la Autoridad Palestina que preside el moderado Abas hasta la formación de un nuevo gobierno, Washington ha acercado su posición a la de los países europeos, proclives a no tomar decisiones precipitadas.
“Es importante notar que creemos verdaderamente que Abu Mazen (el apodo de Abas) merece ser ayudado”, explicó la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice.
Washington declaró la semana pasada su intención de reexaminar el conjunto de la ayuda estadounidense a los palestinos, incluida la humanitaria.
Rice pidió a los europeos que diesen prueba de la misma firmeza que Estados Unidos con respecto a Hamas, que figura en la lista de organizaciones terroristas de la UE y de Washington, y que es responsable de numerosos atentados mortales en Israel.
El Cuarteto, por su parte, no logró borrar todas las divergencias entre sus diferentes dirigentes. Solana subrayó que la UE estaría “dispuesta” a trabajar con Hamas si el movimiento integrista responde favorablemente a las peticiones de la comunidad internacional.
Rice, en cambio, se abstuvo de sumarse a este compromiso y sólo recordó que gobernar conlleva “obligaciones”. Por su parte, en Gaza, Hamas hizo un llamado al Cuarteto para establecer un diálogo “sin condiciones” y continuar con la ayuda financiera a los palestinos.
Sin embargo, un portavoz del grupo radical declaró que este último rechaza las exigencias del Cuarteto por considerar que “sirven a los intereses de Israel y no del pueblo palestino”.
“El principal problema es la ocupación (israelí) y no la elección democrática realizada por el pueblo palestino”, señaló a la AFP Mosheer al-Masri, portavoz de Hamas y diputado de este movimiento. Abas, mientras tanto, aseguró que permanecerá como líder de la Autoridad Palestina hasta el final de su mandato, en 2009.