Internacionales

Comienza el juicio del caso Enron


El proceso contra Kenneth Lay y Jeffrey Skilling, los dos principales ex directores de la ex gigante de la energía estadounidense Enron, quebrada en 2001 en uno de los mayores fraudes corporativos de la historia de Estados Unidos, comenzó hoy, lunes, en una corte federal de Houston (Texas, sur).

Lay y Skilling están acusados de varios cargos de fraude y conspiración y pueden ser condenados a largas penas de prisión. Ellos se declaran inocentes y afirman que no han hecho nada ilegal.

Su proceso, que podría durar varios meses, comenzó hacia las 09H00 locales (15H00 GMT) y el juez Sim Lake indicó que podría durar alrededor de cuatro meses.

El mismo tiene lugar en Houston, ciudad donde Enron tenía su sede. La quiebra del grupo motivó importantes medidas de saneamiento de otras empresas estadounidenses.

Kenneth Lay, de 63 años, ingresó al tribunal de la mano de su esposa, Linda, y sin hacer comentarios. Jeffrey Skilling, de 52 años, llegó con su abogado, Daniel Petrocelli. Interrogado sobre su estado de ánimo, respondió: "estoy bien".

Entre quienes estaban frente a la sede del tribunal, un ex empleado de Enron, David Tonsall, declaró que los dos hombres debían ser condenados. "Si usted está a cargo de la casa, usted debe saber lo que ocurre" en ella, afirmó.

Enron llegó a ser la séptima empresa más importante de Estados Unidos antes de que se descubrieran las importantes malversaciones en su contabilidad, que provocaron la quiebra del grupo y el despido de alrededor de 4.000 de sus empleados.

Varios ex responsables de Enron aceptaron declararse culpables en el marco de acuerdos con la justicia para que se les redujeran sus penas a cambio de cooperar para ayudar a llevar a término el proceso contra los dos principales directivos.

Entre ellos Andrew Fastow, 44 años, ex responsable financiero del grupo. El fue quien levantó una compleja estructura de sociedades fantasma para poner como beneficios lo que en realidad era pérdidas sufridas por Enron.